Durazo promete beneficios para Sonora gracias a su cercanía con AMLO

  • Entre las promesas de Alfonso Durazo está el combate a la delincuencia a través de la creación de una unidad de inteligencia financiera para actuar en los recursos de los delincuentes y aumentar la capacidad policial.

Antes de confirmar que su triunfo sería por 15 puntos más que su contrincante, Alfonso Durazo sabía que había logrado la encomienda de llevar el proyecto de Andrés Manuel López Obrador a la frontera del país. Su confianza por el triunfo le permitió encabezar un festejo multitudinario poco después de cerradas las casillas y 14 horas más tarde hablar de la transición, el gabinete y las acciones para los primeros 100 días de gobierno.
En la primera conferencia de prensa de Alfonso Durazo como gobernador electo se le notó más cómodo que entre las multitudes o en un templete. Ahí tuvo a la mano tarjetas o su celular para consultar documentos con sus futuras acciones. Pudo explicar su análisis sobre la política y la administración pública sin gritar, ni intentar enardecer a los asistentes como sí tuvo que hacerlo durante tres meses de campaña.
En la mesa presidida por el exsecretario de Seguridad y los presidentes de los partidos de su coalición, en un salón del Hotel Royal Palace con aire acondicionado que hace olvidar los 37 grados en Hermosillo, otra vez el nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a estar en el centro, igual que en la campaña.
“Esa simpatía a ese gobierno, esa simpatía hacia el presidente se traduce en un respaldo electoral a quienes en Sonora encabezamos la propuesta de la cuarta transformación”, reconoció Durazo. Quedó demostrado que “la ciudadanía tiene una valoración extraordinaria del gobierno del presidente López Obrador y al conocernos, reconocernos como representantes de la cuarta transformación que impulsa a nivel nacional”, tuvo impacto en las urnas.
Durante los tres meses de mítines y recorridos por los municipios de Sonora y como parte de la estrategia de campaña del candidato, reconocieron que había que explotar el capital político que significa la figura de López Obrador. Esa era parte de la fórmula que los llevaría a arrebatarle la plaza al PRI y el PAN que siempre habían gobernado el estado.
Así, aún cuando algunas encuestas ubicaban al candidato de la alianza Va por Sonora, Ernesto Gándara, y a Durazo en empate, los morenistas presumían siempre una ventaja de más de 10 puntos. El conteo del total de las actas superó la expectativa con 15 puntos, es decir, 51% de los votos, mientras Gándara consiguió 35%.
Hasta el momento, el presidente no ha hablado con Durazo sobre su triunfo, según dijo, pero sí cumplió con “formalidad” de informarle sobre el desarrollo de la jornada. “Ninguna información que él no tuviera, pero lo mantuve al tanto, como mantuve al tanto al presidente de nuestro partido, Mario Delgado”.
Para explicar sobre cuál sería la diferencia de que esta vez el gobernador sea del mismo partido del presidente, Durazo dijo que el beneficio no sólo será de presupuesto, que en el caso de Sonora la mayor parte proviene de la Federación, que en 2019 fue de 57 mil 177 millones de pesos, lo que representó 84% de los ingresos totales.
Se trata, dijo, sobre todo de coordinación para, por ejemplo, la entrada de la Guardia Nacional al estado o la intervención de la entidad en los puertos.
“He aprendido que para tener una buena relación política ayuda mucho tener una buena relación personal. Así que esa relación personal que tuve oportunidad de construir con mis excompañeros de gabinete legal y ampliado, espero que sea útil para facilitar la construcción de soluciones”, aseguró Durazo.
Entre las promesas de Alfonso Durazo está el combate a la delincuencia a través de la creación de una unidad de inteligencia financiera para actuar en los recursos de los delincuentes y aumentar la capacidad policial para llegar a mínimo 4 mil, pues ahora sólo tiene 990 elementos.
También recuperar las finanzas del estado gracias a la política de austeridad, además del fomento a la inversión siendo un gobierno “facilitador”. “Me voy a aplicar a acompañar a todo inversionista que tenga el interés de establecerse en el estado. Vamos a facilitarle absolutamente todos los procesos y nada de pedir una cuota o un moche”, dice.
Morena gobernará Sonora
Morena consiguió 11 de las 21 diputaciones locales y 22 de los 71 ayuntamientos de Sonora. Ya gobernaba desde 2018 los municipios con más población, pero ahora también ganó otros como Huatabampo o Plutarco Elías Calles y donde competían familiares de Alfonso Durazo, como en Agua Prieta con Jesús Alfonso Montaño Durazo, y Celia Montaño Durazo, en Bavispe.
Sin embargo, quien la gran sorpresa para Morena fue perder Hermosillo, la capital del estado donde Célida López buscaba la reelección y que, según las encuestas mantenía la preferencia. Pero el candidato de la alianza Va por Sonora, Francisco Astiazarán Gutiérrez, logró 38.4% de la votación, contra 35% de la exalcaldesa.
“Estamos hoy ante un momento en el que no hay un ganador en Hermosillo y la alcaldía no tiene un presidente electo virtualmente”, dijo un día después de la votación, pese a que sus proyecciones le daban ventaja.
Están esperando el cómputo de 190 paquetes electorales, de los que aún no conocen el resultado por la lejanía geográfica, pero rechaza impugnar en este caso, dice el presidente de Morena en Sonora, Adolfo Salazar.
“Esta elección no estuvo ausente de la compra de votos, la entrega de dádivas, las prácticas recurrentes del PRI y el PAN y si encontramos irregularidades e inconsistencias que se puedan impugnar ante un tribunal estaríamos impugnando, pero no el caso de Hermosillo, sino en los municipios que se requieran”.
Si bien la derrota en la capital del estado les tomó por sorpresa, sí esperaban el triunfo de Durazo por tres razones, dice Salazar: “el buen gobierno que se está haciendo desde la administración de Andrés Manuel López Obrador, porque la gente ratifica la confianza al proyecto de la cuarta transformación.
La congruencia y la capacidad del candidato reforzó la capacidades de triunfo en muchos municipios. Y el tercero es que Morena es el partido más fuerte en Sonora”.
En cambio, la lectura de la elección que hace Ricardo Bours –el candidato de Movimiento Ciudadano quen declinó a favor de Ernesto Gándara 20 días antes de la elección– es que a Morena “le funcionó la estrategia de mover todo el aparato. Estuvieron trabajando constantemente con los recursos de la federación como la vacunación, los programas sociales, les permitió moverse con libertad y seguir encausando los apoyos”.
Por eso, dice “me siento tranquilo, hice lo que pude, hice lo correcto (la declinación), pero el aparato gubernamental federal fue arrasador. El apellido de Morena es muy potente, el del presidente”.
Ya con el triunfo legal, dice, espera que Durazo pueda hacer un buen gobierno. “Tengo confianza en que cambie, pero no nos queda otra más que ser vigilantes, ser valientes para denunciar las cosas como sociedad organizada, estar más pendiente del gobierno”. Tomado de DossierPolitico.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*