Politica Regional

  • Tronó la alianza PT-Morena en Sonora; patras los filders y Alfonso Durazo se queda sin el apoyo del principal partido aliado; el Verde no pinta para nada!
  • Los principales “hoyos” serian Cajeme y Guaymas donde el PT tiene marcada presencia con sus candidatos a las alcaldía, Orlando Siri Salido y Rodolfo Fragoso

POLITICA REGIONAL/Por Alberto Camacho
La noticia política del fin de semana y de manera exclusiva la dio Arturo Soto Munguia en el Dossier Político referente a que tronó la alianza PT-Morena a la gubernatura de Sonora; de no recomponerse para antes del 6 de junio, el hueco para Alfonso Durazo podría de entre un 3 y un 5 por ciento en la votación, lo que seria fatal y su derrota sería algo anunciado.
Cáigase pa’ atrás, aliancista lectora, coligado lector: ya muy entrada la noche de anoche concluyó una reunión de mandos nacionales del PT y Morena en la que se abordó el caso Sonora y en la que los morenistas llevaban la propuesta de un acuerdo de facto según el cual los candidatos del PT en ayuntamientos y diputaciones locales deberían declinar a favor de los candidatos de Morena.
El motivo: el triunfo de Alfonso Durazo sería imposible si persisten en ir cada quien por su lado, pues la realidad cambió mucho desde aquellos días a finales del año pasado y principios de este, cuando Morena se negó a ir en coalición y prefirió un esquema en el que sólo iría en candidatura común para gobernador apoyado por el PVEM, el PT y el PANAL, pero solos en las candidaturas locales.
De acuerdo con los servicios de inteligencia de El Zancudo, Durazo luce más que nervioso, desesperado, pues su candidatura realmente va en picada y la falta de acuerdos con sus aliados en municipios importantes ya le restó toda la ventaja que traía al inicio del proceso. El empate técnico con ‘El Borrego’ Gándara es real y en Morena lo saben.
El famoso ‘acuerdo de facto’ no fue aceptado por la dirigencia nacional del PT, pues los colocaría en una desventaja tremenda. Prácticamente los desplazaría de cualquier posición en disputa y a cambio de nada. La alianza con ese partido ya tronó.
A menos de un mes para la elección del seis de junio, un diagnóstico que comienza a circular en círculos no tan cerrados de Morena en Sonora no es alentador: Cajeme, Nogales, Navojoa y Guaymas se dan por perdidos y Hermosillo está en un volado.
El dato es relevante porque en estos municipios se concentra más de la mitad de la población, pero sobre todo porque el voto masivo por Morena está lejos de acercarse a los niveles de 2018 y eso se debe básicamente a dos factores: la división interna y los malos resultados de las administraciones locales en algunos municipios.
Y el PT está crecido. En Guaymas se perfila como ganador su candidato Rodolfo Lizárraga; en Nogales está como tercera fuerza, en Navojoa como segunda, pero después de la Alianza Va por Sonora, no de Morena y en muchos pueblos de la sierra y el Río Sonora, donde Morena de por sí no traía sus mejores cuentas, los candidatos del PT le van a abrir un boquete importante.
En Hermosillo, mientras tanto, la candidatura de Toño Astiazarán comienza a preocupar en círculos morenistas (si no fuese así no se tomarían la molestia de sabotear sus eventos) y aunque Célida López es una candidata muy fuerte y está haciendo una campaña muy dinámica y llegadora, no se debe menospreciar las estructuras reavivadas del PRI y el PAN que, no se olvide, obtuvieron casi 130 mil votos en la elección pasada, con toda la fuerza del tsunami lópezobradorista encima.
Por si fuera poco, Pepe Celaya, el candidato del PT a la alcaldía se ha convertido en una verdadera piedra en el zapato para la alcaldesa con licencia y en estos días echará a andar una fuerte campaña para reivindicarse como el candidato de la izquierda, para contrastarlo con el origen de Célida.
Caborca, donde se pensaba que ‘El Cubano’ Abraham Mier llevaba ventaja amplia, en realidad está muy parejo y pese al mucho dinero que ostenta, su campaña, me dicen, es más escenográfica: trae de un lado para otro a sus trabajadores en cinco camiones y son los que aparecen siempre en sus mítines.
San Luis Río Colorado sí aparece amarrado para Santos González Yescas, el alcalde morenista que va por la reelección.
Van a decir que soy brujo, pero la memoriosa lectora, el retrospectivo lector habrán de recordar que en este espacio consignamos antes que nadie las dificultades de sacar adelante una campaña en la que varios partidos impulsarían una candidatura común para gobernador, pero en ayuntamientos y distritos locales irían con sus propios candidatos.
Y eso tiene su origen en la soberbia de la dirigencia estatal morenista que en aquellos días pensaba que habría una réplica del tsunami 2018, y no necesitaría aliados que, de acuerdo a sus propias versiones ‘les salieron muy caros’ en aquella elección.
Eso sin contar el desprecio hacia Ana Gabriela Guevara, que hoy debe estar saboreando el frío plato de la venganza.
Así despreciaron también a Rodolfo Lizárraga que hoy se perfila como favorito para ganar la elección en Guaymas, donde ese desaire se combinó con una mala selección de la candidata morenista a la alcaldía en la persona de Karla Córdova González, y con la rebeldía de la actual alcaldesa Sara Valle Dessens, que sigue litigando su derecho a la reelección. Un coctel que mandó a Morena al tercer lugar en el puerto.
En Navojoa sucede un caso similar con Guillermo Ruiz, a quien Mario Martínez ‘El Mayito’ dejó en el camino de la candidatura morenista y decidió irse por el PT. Aunque Ruiz Campoy es considerado como uno de los artífices del triunfo en 2018, hoy está en condiciones de disputar el segundo lugar, pero no con ‘El Mayito’, sino con Jorge Luis Márquez Cázares.
Nogales, la tierra de Ana Gabriela también dio un vuelco. El candidato de la Alianza a la alcaldía, Jorge Freig ha tomado la delantera ante la división de Morena y el PT se ubica como segunda fuerza con Leticia Calderón Fuentes y Movimiento Ciudadano puede terciar la votación con Demetrio Infantópulos.
En resumen, la recta final de la campaña se complicó sobremanera en Sonora para Morena y los reportes indican que Alfonso Durazo quemó su último cartucho buscando recomponer la alianza de facto con el PT en los distritos locales y ayuntamientos, pero en una negociación desventajosa para estos últimos, que anoche fue rechazada.
Por si algo faltara, en el caso de la división interna, el conflicto con sus propios militantes, provocó que terminaran agrupándose en algo que se ha dado en llamar Asamblea Popular Extraordinaria y, bajo la consigna “Con dedazo no hay Durazo”, ya preparan una caravana hasta la Ciudad de México para buscar una interlocución con la dirigencia nacional, después de no obtener respuesta en Hermosillo.
No echen en saco roto estos datos, porque en los próximos días podríamos estar viendo los efectos de esta fallida negociación.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*