RECIBE DON JESÚS CHÁVEZ BELTRÁN RECONOCIMIENTO COMO CIUDADANO DISTINGUIDO 2018

* El reconocimiento se entregó durante la celebración del 91 aniversario de Cajeme.

Durante la ceremonia de clausura del XV Festival de arte y cultura Tetabiakte y la celebración del 91 aniversario de la fundación del municipio, Don Jesús Chávez Beltrán fue reconocido como Ciudadano Distinguido 2018, pues a sus 101 años de edad, es defensor sobreviviente de la unidad campesina y luchador por los derechos sobre la tierra del Valle del Yaqui.
El Presidente Municipal, Sergio Pablo Mariscal Alvarado, en compañía de su esposa Margarita Vélez de Mariscal, y de las hijas e hijos del galardonado, entregó la presea y la placa conmemorativa a Don Jesús Chávez Beltrán.
Al entregar la medalla de Ciudadano Distinguido, el Alcalde manifestó que es un orgullo y un especial honor el otorgar este reconocimiento a Chávez Beltrán, pues es un ejemplo de vida para juventud cajemense y para la comunidad en general.
“No se puede hablar de la organización de los campesinos en Sonora, sin asociarla con los nombres de muchos líderes sociales de esa época, como el de Don Jesús Chávez Beltrán, Don Jesús ha sido un ciudadano ejemplar a lo largo de sus 101 años”, señaló el Alcalde Mariscal Alvarado.
María Antonia Chávez Gutiérrez, hija del ciudadano distinguido, agradeció al Presidente Municipal y a la comunidad de Cajeme por la distinción especial y el reconocimiento a la trayectoria de su padre, al mismo tiempo que leyó el mensaje de agradecimiento escrito por el hoy homenajeado.
“Esta noche he tenido en mis pensamientos, que algo tuvo que haber cambiado en México, en Sonora y en Cajeme, porque hoy me reconocen por mi trayectoria y mis ideales, y antes, por esas mismas razones, fui perseguido por el gobierno y hasta me llevaron preso”, reconoció el Ciudadano Distinguido, en voz de su hija María Antonia.
En la ceremonia estuvieron presentes funcionarios municipales, regidores y representantes de organismos del sector productivo de Cajeme.
SEMBLANZA:
Jesús Chávez Beltrán es el único sobreviviente de movimiento agrario que culminó con la entrega de tierras en el Valle del Yaqui, de manos del general Lázaro Cárdenas en 1937. En la medida de sus posibilidades, ya que por la edad cada día tenía menos fuerza para realizar esas labores, todavía la trabaja.
Originario de Bacacoragua, Sinaloa, nació el 28 de febrero de 1917 en plena Revolución Mexicana, hijo de Rafael Beltrán Herrero de vacación y Rosario Chávez Araujo, quien practicaba la medicina herbolaria y lo educó.
Cuando era niño perdió a padre. En ese tiempo no todos los menores era registrados, cuando fue al registro civil utilizo el apellido materno primero, el cual prevalece hasta sus descendientes.
Tenía 5 años cuando él y su familia trataron de emigrar a Estados Unidos, pero el destino hizo que se quedaran en el Valle del Yaqui, laborando como jornalero agrícola desde los 7 años. El menor de 5 hermanos es padre de 4 mujeres y tres hombres, Ricardo, María Rita, Alejandrina, Jesús, Ramón Cornelio, Lucina Mercedes y María Antonia, fruto de su matrimonio con la señora Mercedes Gutiérrez Villa, quien lo apoyó incondicionalmente en sus luchas.
Su madre lo educo para respetar y reconocer a las mujeres, por eso Don Jesús, a sus 101 años, se considera feminista y ha escrito varios poemas reconociendo el papel fundamental de las mujeres. Conoció a Lázaro Cárdenas cuando iba a los mítines y recuerda aquel 31 de octubre de 1931 cuando se les entregó las tierras que trabajaban él y su hermano.
Ese hecho cambio su vida ya que pasó de ser peón a ejidatario de sus propias tierras en las que pasaba horas de trabajo. Don Jesús nunca fue a la escuela, pero aprendió a leer y escribir, en 1988 escribió un capítulo del libro “Así conocí a Lázaro Cárdenas”, publicado por el fondo de la cultura económica.
Es un autodidacta, apasionado por la lectura, se declara admirador de Carlos Marx y se identifica con los ideales de los movimientos sociales de izquierda; fue ardiente defensor del ejido colectivo y luchó contra la división que hizo el presidente Miguel Alemán y posteriormente contra la privatización promovida por el presidente Carlos Salinas de Gortari.
En 1938 fue líder del sindicato de los jornaleros agrícolas del Valle del Yaqui, fue militante del Partido Comunista Mexicano, el Partido Socialista Unificado de México, el Partido Mexicano Socialista y el Partido de la Revolución Demócrata.
Lucho al lado del líder agrario Ramón Danzón Palomino y el héroe ferrocarrilero Valentín Campa, de quien estuvo cerca cuando lo secuestraron en el año de 1971. Defensor de la revolución cubana y objeto de persecución política de la guerra sucia en 1968 y 1973; Don Jesús destaca su apoyo a Andrés Manuel López Obrador.
El centenario hombre, es toda una enciclopedia viviente. Disfrutar de contar sus historias y experiencias en la política, por lo que se mantiene informado de todo lo que pasa en el país.
Considera que los últimos Gobiernos, han estado muy alejados del campo y del campesinado, descuidando los recursos naturales y tierras.
En 1990, publicó el libro Remembranzas de un campesino del Valle del Yaqui y trabajó en otro sobre el impacto del neoliberalismo en la producción agrícola de Sonora, desde el cardenismo hasta el tratado de libre comercio.
Aún con su edad avanzada y frágil estado de salud, Don Jesús mantiene su buen humor y asegura se morirá siendo de izquierda. A las nuevas generaciones, les pido que no permitan que les quiten el derecho a la tierra y recursos naturales y que no dejen de luchar por sus derechos, como lo hicieron los de su generación.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*