Politica Regional

En taxi (Mead) y con traje hecho a la medida…: Politicos sonorenses que podrian quedar bien parados con el virtual candidato tricolor presidencial –empezando por Ernesto Gándara), serian Antonio Astiazarán Gutiérrez, Mario Sánchez Ruiz, Ricardo y Eduardo Bours Castelo y el panista Javier Gándara Magaña, ah, y Nacho Gaxiola Corral… A Gándara Camou se le identifica hasta hoy como el político sonorense más cercano a José Antonio Meade, y por ende las próximas candidaturas locales con miras al 2018 deberán tener el visto bueno de ambos, incluyendo Cajeme… El “borrego” y sus seguidores y aliados,  se aprestarian al asalto contra el bunker beltronista instalado en Sonora, donde no hay un puesto político gubernamental federal y estatal que no haya sido designado por Beltrones… El escenario y los tiempos políticos nos adeltantan que las tres B de Sonora se subirán pronto al ring. Beltrones vs. Borrego y Bours. Corran las apuestas

El pasado mes de julio, Manlio Fabio Beltrones declaró en una entrevista periodística que el PRI no podía seguir siendo un taxi al que se subían delincuentes (en referencia directa a los gobernadores priistas procesados por corrupción), recordaba ayer en un análisis “clinico-politico” el reconocido comunicador e historiador, Lic. Sergio Anaya Gutiérrez.
La declaración del exgobernador sonorense levantó una ola de comentarios por la advertencia que cifró enseguida: “(Un taxi) que traslade de un lugar a otro a personas que no tengamos la seguridad que van a cumplir…”. Si, asi es es, un servidor también recuerda esa declaración o posición del ex lider nacional priista.
Analistas de todas las tendencias ponderaron esas palabras como un veto a quienes no tenían militancia partidista, y por lo tanto un veto adelantado a las aspiraciones del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien ya era señalado como el casi seguro candidato del PRI a la presidencia de la República.
Las palabras de Beltrones también fueron interpretadas como un dardo para quienes pretendían quitar (de los estatutos del PRI) el candado de los diez años de militancia a la candidatura presidencial, para poder obsequiársela a José Antonio Meade, quien no es miembro del tricolor.
“El partido debe tener identidad. Ya tenemos las reglas. Respetemos las reglas: no andemos haciendo trajes a la medida o deshaciendo los trajes que vamos a vestir”, sentenció el sonorense. Bueno –ya de nuestra cosecha–, el corazón del poderoso e influyente politico mexicano latia por el lado de Miguel Angel Osorio Chong.
Luego una piedra más al zapato de Meade: El PRI, dijo MFB, “está obligado históricamente a desdoblarse hacia la izquierda, como un partido progresista, no un grupo conservador. De ahí la importancia de la postulación de un candidato. Si el candidato que resuelva el PRI es de carácter conservador, no laico y gira a la derecha, el PRI perderá su esencia”.
Para nadie es un secreto que ése es el perfil político más conocido del hoy virtual candidato del PRI: Conservador, de fuerte formación religiosa, incluso es reconocido como el más religioso de los colaboradores del presidente Enrique Peña Nieto.
Y por su trayectoria en el servicio público, Meade está más cercano a la derecha que a cualquier otra identidad política ideológica.
Uno más en la “cargada”:
Pero todos estos rasgos delexsecretario de Hacienda y virtual candidato del PRI, no han sido impedimento para que hoy Manlio Fabio Beltrones se sume a “la cargada” que busca un espacio en la próxima campaña hacia la Presidencia.
“Conozco a José Antonio y tenemos amistad; es hombre de valores y gran funcionario; un hombre leal, siempre he votado por el PRI y así seguirá siendo”, dijo un reducido Beltrones ante la Comisión Permanente de su partido.
Conocedor como pocos de todas las herramientas que tiene el poder presidencial priista para aniquilar a quien lo desafíe, Beltrones ha dejado atrás su gallardía para ser considerado de nuevo como el operador político hábil e imprescindible que le sirvió a Peña Nieto y bien pudiera servirle a Meade Kuribreña.
Pero por la edad de Beltrones, puede considerarse que su ciclo político existencial ya pasó por el punto más alto, la cresta de la curva, y ahora empieza el descenso inevitable. En el ocaso lo mejor que podría tener es un retiro decoroso, con reconocimientos a su lealtad partidaria y el aseguramiento de una buena posición política para su hija y yerno.
Mientras tanto en Sonora:
Y mientras unos consideran a Beltrones como derrotado, lo cual nunca puede darse por definitivo, otros acá en Sonora se relamen los bigotes y se acarician el enchinado cabello.
Son Ernesto Gándara Camou, “El Borrego”, sus seguidores y aliados, que se aprestan al asalto contra el bunker beltronista instalado en esta entidad donde no hay un puesto político gubernamental que no haya sido designado por Beltrones.
A Gándara Camou se le identifica hasta hoy como el político sonorense más cercano a José Antonio Meade, y por ende las próximas candidaturas locales con miras al 2018 deberán tener el visto bueno de ambos, incluyendo la de Cajeme.
El escenario y los tiempos políticos nos adeltantan que las tres B de Sonora se subirán pronto al ring. Beltrones vs. Borrego y Bours. Corran las apuestas.
Asi es Sergio, y en mas de politicos sonorenses que podrian quedar bien parados con el virtual candidato tricolor a la Presidencia de la Republica, estarian Antonio Astiazarán Gutiérrez, Mario Sánchez Ruiz, Ricardo y Eduardo Bours Castelo, Javier Gándara Magaña (aunque este ultimo es panista, pero es uno de sus mejores amigos en Sonora sin filas partiditas), ha, y Nacho Gaxiola Corral.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*