ANUNCIO

Ricardo Bours insiste en candidatura al gobierno del estado

A la tradicional reunión de la Mesa Cancún que semanalmente se realiza en el salón del Hotel Gándara, llegó con el machete bien afilado, el Jefe del Yaqui Power, Ricardo Bours Castelo.
Fiel a su estilo claridoso y mordaz a la hora de pronunciarse sobre el acontecer político en el estado, muy probablemente por la tranquilidad y libertad que le brinda ser la cabeza de un importante grupo político y por no contar con un cargo en el gobierno, que hasta cierto punto le permite ser políticamente incorrecto, Ricardo Bours fustigó a aquellos que se espantaron porque manifestó desde muy temprano, sus intenciones de ir por la candidatura a la gubernatura en el 2021, pero que no se espantan cuando surgieron los inflables amarillos gigantes, ni por los anuncios que dicen que están floreciendo los bulevares, sin que nadie sepa lo que ese anuncio quiera decir.
Comentó la anécdota cuando en par de ocasiones, Roberto Madrazo, dirigente nacional del PRI y Armando López Nogales, entonces titular del Ejecutivo Estatal, le ofrecieron ser candidato a gobernador, pero en ambas oportunidades declinó por su hermano Eduardo, que tenía mejor preparación.
Pero ahora la cosa es diferente, y Ricardo Bours reitera que no quita el dedo del renglón en su intención de ser candidato a gobernador.
LOS USOS Y COSTUMBRES DEL PRI
Ricardo Bours señaló estar fortaleciendo sus relaciones políticas por todos los rincones del estado, ya que es requisito indispensable para alcanzar la candidatura, no tanto en la CDMX.
Según los usos y costumbres del PRI, la gubernatura se decide aquí, a diferencia de la Senaduría, donde la decisión del centro siempre prevalece para nombrar la primera fórmula y la segunda fórmula, corresponde a una decisión local, por lo que destacó las altas posibilidades que tiene Antonio Astiazarán, de ser el número uno en la fórmula para el Senado por el privilegiado posicionamiento que tiene allá en la gran Tenochtitlán.
EN CONTRA DE LAS FORMAS
El Jefe del Yaqui Power criticó duramente las nuevas formas que legisladores utilizan para hacer campaña para brincar a otro puesto de elección popular, organizando festivales del día del niño o de la madre, rifando regalos con recursos públicos; entregando laminas; despensas y organizando carreras para decir lo que quieren hacer, pero sin decirlo.
Se dedican a regalar cosas y descuidan el trabajo para el cual fueron elegidos, que es hacer leyes que mejoren las condiciones de la ciudadanía y la convivencia.
Fuertes declaraciones que e escucharon hasta el Congreso del Estado y de paso descalificó a algunas encuestas que andan circulando por que las realizan después de le entregan a la gente los apoyos que andan regalando por el estado, “así cualquiera sale arriba en las encuestas” dijo
VENTA DEL DIARIO DEL YAQUI
A Ricardo Bours le ofrecieron en venta el Diario del Yaqui, hubo un trato de manera verbal para realizar la compra mientras se decidían algunas situaciones actuariales para determinar el precio real del periódico más antiguo de Cajeme, ese había sido el acuerdo antes de que partiera a un viaje de varias semanas de duración, a su regreso, le dijeron que siempre no.
A Bours Castelo le llama la atención que corriera como reguero de pólvora la noticia de que había adquirido el Diario del Yaqui, lo curioso es que nadie sabe hasta ahora la identidad del nuevo dueño que se ha tornado en todo un misterio.
Desmintió el dato que proporcioné en mi columna anterior, sobre la ganancia que obtuvo de 90 millones de pesos por el traspasó del Diario del Yaqui.
HIPERSENSIBILIDAD A LA CRÍTICA
Al abordar el tema de seguridad, comenté al invitado que en una conversación que sostuve con la especialista en seguridad nacional, Ana María Salazar, me argumentaba que, a los empresarios del estado, todavía no les afectaba en sus intereses la actividad del crimen organizado, por eso es que Sonora era el único estado fronterizo del país, en el cual las fuerzas armadas no tomaban el control total de la Seguridad Publica, desde el diseño de la estrategia, nombramiento de mandos hasta el patrullaje de calles.
La respuesta del empresario cajemense fue que está muy equivocada Ana María Salazar, que si hay empresarios afectados que han pedido la intervención de las fuerzas armadas, “pero hay una hipersensibilidad a la crítica”. “No se puede hacer frente al complejo problema que tenemos en Cajeme de inseguridad, si primero no se acepta que el problema existe. Es como el caso de los alcohólicos en rehabilitación, hay que aceptar que tienes un problema, ese es el primer paso para empezar a solucionarlo”.
El tiempo fue la limitante principal para seguir conversando con este importante personaje del priísmo que no obstante a sus pretensiones, asegura apoyará las decisiones que se tomen en el futuro en su partido que no le pudieran favorecer y que políticamente trabajará como siempre lo ha hecho.
EL PAN EN SONORA EN CAÍDA LIBRE
La historia del Partido Acción Nacional marca distintos momentos en los que se han presentado grandes fracturas internas surgidas por el antagonismo de los diversos grupos que le conforman.
Desde el momento en que al interior comenzaron a imponerse las ideas de los empresarios provenientes del norte del país de reciente ingreso al PAN, desplazando la doctrina ideológica que originó la creación de ese instituto político, la situación se fue agravando.
La lucha de los doctrinarios contra los neopanistas inició en la década de los 70, encabezada por Miguel Ángel Conchello, desde entonces, cíclicamente, se presentan renuncias o purgas intestinas, que sacuden la estructura panista.
El PAN enfrentó el dilema de seguir presentando una lucha moral contra la corrupción, con una militancia movida por el puro amor a la camiseta, sin recibir remuneración a cambio, contra la posibilidad de convertirse en un partido que alcanzará cuotas y saborear las mieles de ejercer el poder político, con las remuneraciones correspondientes.
Evidentemente el PAN escogió la segunda opción y su cercanía al gobierno fue cada vez más evidente lo que obligó la renuncia a su militancia de los llamados doctrinarios, que se aglutinaban en el Foro Democrático, grupo encabezado por Pablo Emilio Madero, Bernardo Bátiz; Jesús González Schmall, Juan de Dios Castro, Gabriel Jiménez Remus, Jorge Eduardo Ortiz Gallegos y Abel Martínez
Como olvidar la renuncia de Carlos Castillo Peraza cuando Felipe Calderón era el dirigente nacional del PAN, la expulsión de Adalberto Rosas, Leonardo Yañez o la expulsión de Manuel Espino junto al Senador Fauzi Hamdam, en distintos tiempos.
El panismo en Sonora sigue en caída libre como efecto del desastre dejado por Guillermo Padrés y el encumbramiento de Damián Zepeda en la dirigencia nacional junto a Ricardo Anaya.
Damián está asegurando su futuro político, eliminando toda posible piedra interna que se le pueda topar en su camino por la candidatura a gobernador en el 2021, por eso ha colocado a un Juanito versión sonorense como virtual candidato al Senado, a su mentor Ramón Corral Ávila, que vive el ocaso de su carrera política y que no pondrá ninguna objeción en dar la candidatura al Secretario General del PAN.
Estas condiciones, evidentemente no son favorables para las aspiraciones senatoriales de la Diputada Célida López que presentó su renuncia al PAN. Célida se caracterizó por protagonizar encendidos debates en el Congreso defendiendo el desastre mayúsculo del gobierno de Guillermo Padrés.
Hasta hoy no cabe duda que en el PAN, la voz mandante es Damián Zepeda, ni Luis Serrato ni el Temo Galindo podrán ir contra su voluntad, el panismo sonorense nunca ha tenido esa mística rebelde que hay en otros estados de alzar la voz e ir contra las imposiciones, se agacharon a los designios de Guillermo Padrés e igual seguirán de agachados con los designios de Damián Zepeda, mientras Ricardo Anaya lo permita.
El riesgo que se corre, es una estampida de militantes que dejen el puro membrete, si se sigue manejando con las patas ese partido en Sonora.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*