ANUNCIO

Politica Regional

El dilema de la XXII Asamblea Nacional del PRI es ¿con quién van a jugar los priístas?, ¿con el Presidente o con los grupos de la vieja guardia del priísmo? De eso dependen las decisiones de la sucesión 2018: si se abren candados por consenso, Peña se fortalece y maneja sus tiempos y cartas para la sucesión (Meade, Nuño, etc.)… No son tiempos de candados en el PRI. En entrevista con El Universal, Enrique Ochoa Reza, asienta que “ya no son tiempos de candados”… El alcalde Faustino Félix Chávez, logró que tres de los suyos –de su gabinete– vayan como Delegados Nacionales a varias mesas: Armando Alcalá Alcaraz, Marcelo Calderoni Obregón y Dennise Navarro Leyva, jóvenes politicos con amplio futuro y probados con éxito en la administración publica… A la Mesa Visión de Futuro, en Guadalajara, estarán Manlio Fabio Beltrones, Bulmaro Pacheco, Raul Navarro Gallegos, Heliodoro Soto Holguin, el cajemense y presidente de la Fundación Colosio, Raul Ayala González, entre otros

Pase lo que pase en su XXII Asamblea Nacional que inicia esta semana: la apertura de candados o mantenerlos cerrados, el cónclave priísta transcurrirá en un entorno real de mala percepción de los ciudadanos sobre el PRI, agravada con los negativos del gobierno de Enrique Peña Nieto, quien recibió un pais con una economia en avance y crecimiento y con un peso mexicano fuerte.
El dilema en esta Asamblea es ¿con quién van a jugar los priístas?, ¿con el Presidente o con los grupos de la vieja guardia del priísmo? De eso dependen las decisiones de la sucesión 2018: si se abren candados por consenso, Peña se fortalece y maneja sus tiempos y cartas para la sucesión (Meade, Nuño, etc.).
Si en cambio se mantienen los candados, el PRI se cierra y se imponen el “viejo PRI”, con lo que el presidente pierde control y se forzaría el destape de un candidato presidencial a más tardar en noviembre (Osorio, Narro) para anticipar su promoción y posicionamiento.
Son las conclusiones de un detallado análisis metodológico realizado por el analista Jorge Rojas, reconocido estudioso de escenarios e integrante de la consultora internacional Wikistrat, en la que analiza temas políticos y de seguridad tanto nacionales como internacionales.
La “práctica política del PRI” apunta históricamente a la protección de las “viejas formas” y la imposición a ultranza, y en ese sentido el actor central es el presidente Peña Nieto, quien tendrá que asumir los costos directos de esta Asamblea.
Peña ya logró, en la última Asamblea (la XXI, marzo 2013), una apertura histórica en los estatutos del PRI para impulsar sus reformas estructurales (privatización petrolera), y aunque ahora las condiciones son diferentes, “él aún es el presidente”, dice Rojas. “La última carta del presidente es vital para él mismo, para su gobierno y para el PRI”.
En ese caso habría una “victoria total del Presidente”, el CEN del PRI se ajusta a los acuerdos y en ese escenario caben actores como José Antonio Meade, Aurelio Nuño Mayer y hasta José Narro.
El escenario 2 “Círculo Cerrado”, ocurre si se mantienen los candados, con lo que se cierra la posibilidad de apertura a ciudadanos en el PRI. En ese caso prevalece la imposición del “viejo PRI” y el partido manifiesta unidad pero queda una brecha “no pública” con el Presidente.
Sería la primera gran ruptura previa a la designación de candidato; habría imposición de tiempos y reglas para candidaturas (Presidente, gobernadores, Senado y diputados). Sería una derrota para Peña y habría renovación del CEN del PRI. En este escenario sólo cabe un actor: Miguel Ángel Osorio Chong, sostiene Jorge Rojas.
El escenario 3 “Confrontación Concertada”, sucedería si hay una apertura de candados condicionada a un manifiesto de afiliación de ciudadanos que aspiren a la candidatura presidencial. Habría una fotografía triunfalista, pero “heridas” para sanar. Sería una victoria parcial del Presidente y habría un “pago de cuotas” de “alto costo” a grupos de poder.
Y finalmente el Escenario 4 de la Asamblea priÍsta sería el de “Fractura Crítica” y significaría que hay una crisis y revuelta en la Mesa de Estatutos. Se rompe el quórum de la Asamblea y se obliga en forma histórica a convocar a una Asamblea Extraordinaria.
Esto forzaría negociaciones emergentes y el surgimiento de cuadros y alternativas emergentes. Tendría que haber una “concertación de crisis”, que obligaría a un acuerdo de gobernabilidad, siendo el Senado y los gobernadores los cuadros primarios para la candidatura presidencial, señala el análisis de Jorge Rojas.
¿Cuál de los cuatro escenarios veremos en la Asamblea priísta? La incógnita se despeja esta semana.
No son tiempos de candados en el PRI: Ochoa Reza. Entre tanto, en entrevista con El Universal ayer lunes, el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza, asienta que “ya no son tiempos de candados”.
Con miras a la 22 Asamblea Nacional de su partido, que se celebrará el próximo sábado, y a pregunta expresa de si los candados —es decir, los requisitos para ser candidato a la Presidencia de la República, y que definen si puede o no un candidato externo competir— son necesarios, dice que ese tiempo ya pasó, pero se requiere tener múltipes mecanismos para definir aspirantes a cargos de elección popular.
“Creo que el tiempo de los candados ya pasó”, dice. “Se debe reconocer que los militantes acrediten años de trabajo, de militancia; también se debe reconocer que aquellos que simpatizan con nuestro partido y quieren ser candidatos del mismo, que se comprometan de manera firme con las propuestas con el ideario que el PRI está presentando en esta 22 Asamblea Nacional y para adelante.
En mas de esta la XXII Asamblea Nacional Priista con sus cuatro mesas de analisis, debates y propuestas, en la primera, la de los Estatutos en Chetumalm, van, entre otros, Gilberto Gutiérrez Sánchez, Roberto Sánchez Cereso, Miguel Angel Murillo Aispuru, Epifanio Salido Pavlovich, Julissa Bojórquez, el joven cajemense Ramón Aguilar, Alfonso Molina Ruibal, Miguel Ernesto Pompa Corella y el cajemense Adrián Manjarrez Diaz.
A la Segunda Mesa, en Guadalajara, con tema de Visión de Futuro, estarán Manlio Fabio Beltrones, Bulmaro Pacheco, Raul Navarro Gallegos, Heliodoro Soto Holguin, el cajemense y presidente de la Fundación Colosio, Raul Ayala González, Jorge Villaescuza, entre otros conocidos, destacando, por otra parte, que el alcalde Faustino Félix Chávez, logró que tres de los suyos de su gabinete fueran como delegados.
A la Tercera Mesa, en Toluca, asistirán el cajemense Marcelo Calderoni Obregón, Alfonso Elias Serrano, Natalia Rivera, Jesus Alberto Cano Vélez, la cajemense Dennise Navarro, Jorge Freig, Irma Villalobos Terán, entre otros conocidos.
En la Cuarta Mesa, en Saltillo, con el tema Declaración de Principios, entre otros estarán el cajemense Armando Alcalá Alcaraz, Ernesto De Lucas Hopkins, Kitty Gutiérrez Mazón, Javier Hernández Armenta, el sierreño inutil de Tesopaco, Rafael Buelna Clark, Manuel Puebla y Angélica Limón.
Finalmente, en Mazatlán, en la mesa de Rendición de Cuentas y Etica, estarán Toño Astiazarán, Ana Luis Valdez, el cajemense Emeterio Ochoa Bazua, Elly Sallard, Oscar Alberto Cano (hijo de Cano Vélez), el joven cajemense Gilberto Dominguez, la cajemense Lourdes Portela, (Secretaria del PRI Cajeme), el alcalde de Alamos, Axel Omar Salas, entre otros conocidos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*