Politica Regional

José Calzada, titular de la Sagarpa, le pidió la bola a Víctor Hugo Celaya, por haberle perdido la confianza y por descubrir las numerosos facturas que pagaba a medios en Sonora dizque para promover el trabajo de la dependencia, pero en realidad era para promover su imagen política, pretendiendo ser Senador o Diputado Federal en el 2018… El grandote de Atil se había convertido en uno de los principales operadores de su jefe Calzada, por lo que resultó sorpresiva la separación de su cargo, le perdió la confianza, poniéndolo de patitas en la calle por estarle viendo la cara, ah, pudieran investigarlo por las fuertes inversiones en su rancho “familiar” de Atil… El tamaño de las traiciones e ingratitudes de Víctor Hugo no tienen limite, y, sino, preguntenle a Chuy Félix Holguin, a Sóstenes Valenzuela Miller y a Marcelino Pérez Arenas, quienes le dieron cobijo y calor aquí en Cajeme cuando anduvo de “rebelde” en el PRI hace algunos años por pretender ser candidato a Senador!

Efectivamente, como bien dice el amigo columnista Francisco “pichón” Arenas Murillo, todavia no llegamos al primer trimestre del año y la efervescencia pre electoral se encuentra en niveles donde capta la atención de todos los involucrados en la actividad pública de Sonora, sobre todo en lo relacionado con la futura definición de las candidaturas al senado de la República.
Al menos en lo que se refiere al PRI, los grupos de poder ya han mandado sus señales en donde manifiestan interés por participar en la colocación de sus prospectos, y asi, la lista de aspirantes a ese cargo público es amplia y el debate en torno de quién o quiénes pueden aparecer en la fórmula contendiente en el 2018 es un tema obligado en el análisis político y en la construcción de escenarios.
Y ese asunto incrementó su tono en la discusión, cuando Víctor Hugo Celaya Celaya recién anunció su separación del cargo como Coordinador General de Delegaciones de la SAGARPA, bueno, amigo Francisco, no fue asi, su jefe José Calzada le pidió la bola por haberle perdido la confianza y por descubrir las numerosos facturas que pagaba a medios en Sonora dizque para promover el trabajo de la dependencia, pero en realidad era para promover su imagen poltica, pretendiendo ser Senador o Diputado Federal en el 2018.
El también ex diputado federal y ex funcionario federal en otras administraciones ha sido citado como uno de los personajes que pudiesen obtener el apoyo de importantes grupos de poder desde el centro del País para convertirse en uno de los candidatos al senado de la República para los próximos seis años, bueno, tal vez el “pichón” no se acuerde que Victor Hugo a punto estuvo de renunciar al PRI hace varios años.
Y él mismo no lo oculta: confirma que su aspiración de convertirse en candidato a la cámara alta se mantiene firme y que esperará la oportunidad y los tiempos adecuados para hacer pública y empezar una estrategia para obtener los apoyos necesarios que le ofrezcan esa oportunidad, si, Francisco, pero el tamaño de las deslealtades, traiciones e ingratitudes del grandote de Atil no tienen limite, y, sino, preguntenle a Chuy Félix Holguin, a Sóstenes Valenzuela Miller y a Marcelino Pérez Arenas.
Pero lo asegura y lo sostiene: su aspiración será siempre de manera institucional bajo las siglas del partido que le ha ofrecido muchas oportunidades, el Revolucionario Institucional, pero antes de eso, seria bueno que la Conntraloria de la misma Sagarpa y la Contraloria de la Federación, investigacen como le hizo para convertir su rancho “familiar” de Atil en uno de los mas impresionantes de por esos rumbos
El “pichón” Arenas dice también: “Seguramente la separación de un cargo de tal relevancia en el gabinete federal mereció un sacrificio para el oriundo de la región de Átil, pero lo hizo con la intención de evitar señalamientos posteriores de que aprovechaba la circunstancia profesional del momento para promocionarse por todo el territorio sonorense con los distintos grupos relacionados con el sector agropecuario y que son tomadores de decisiones en el Estado”.
Víctor Hugo Celaya se había convertido en uno de los principales operadores de José Calzada, titular de esa dependencia federal, por lo que resultó sorpresiva la separación de su cargo, si, amigo Francisco, como dije párrafos arriba, Pepe Calzada le perdió la confianza, poniéndolo de patitas en la calle por estarle viendo la cara, bueno, inclusive su amigo Mario Rivas Hernández, lo desairó a una comida que lo habia invitado al “Mr. Steak” hace unas semanas
En la coordinación nacional de delegaciones estatales de la Sagarpa, lo releva el cenecista y politico nayarita Ramiro Hernández Garcia, sabiéndose que lo fue recomendado por su amigo, el senador y ex lider nacional de la CNV, Manuel Cota, a cuyo grupo compacto cenecista también pertenece Julián Luzanilla Contreras, quie por cierto traga pero no mastica a Celaya Celaya, quien sabe bien la clase de calaña politica que es Victor Hugo. Tampoco lo tragan otros reconocidos politicos
Pero,con todo y eso, o esos antecedentes, ¿por qué es relevante, pues, la renuncia de Víctor Hugo Celaya a su cargo en el gobierno federal? Porque abre de inmediato el juego preelectoral en Sonora para la definición de las candidaturas a la fórmula al senado de la República en el 2018. Y seguramente en las próximas semanas se verán los efectos colaterales de esta determinación que lleva implícito el apoyo de grupos del centro del País al hoy ex funcionario federal.
En ese sentido, tendrán que evaluar sus respectivas expectativas, posiciones y aspiraciones, las figuras que se mencionan para disputar ese cargo electoral en la ya no tan lejana fecha del 2018, y asi, podríamos ver entonces en las próximas semanas, a Miguel Ángel Pompa Corella, Ernesto de Lucas, Natalia Rivera (aunque luego les compartiremos sobre su circunstancia que puede oscilar hacia otros destinos), Eduardo Bours Castelo, Próspero Ibarra (quien no deja de hacer precampaña en el sur del Estado disfrazada de gestión legislativa).
Tambén a Alberto Nathanael Guerrero, Rogelio Díaz Brown, el propio alcalde de Cajeme Faustino Félix a pesar de su circunstancia actual, a Epifanio Salido Pavlovich, Antonio Astiazarán (quien recientemente promovió una fotografía al lado del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la cual tiene una connotación interesante), y hasta el desvaluado alcalde de Hermosillo, Manuel Ignacio Acosta, quien insiste en mantener viva su aspiración, legítima pero debilitada.
A esa lista han sumado recientemente al Contralor del Estado Miguel Ángel Murillo y al notario cajemense Adrián Manjarrez, y aunque se ha autodescartado, siguen mencionando insistentemente al ex alcalde de Cajeme Ricardo Bours Castelo, asi que todos ellos deberán evaluar con sus estrategas electorales para aventurarse a construir su proyecto rumbo al Senador, porque los obligará a salir a expresar abiertamente, quienes no lo han hecho, su aspiración a ocupar un escaño en el senado de la República o mantenerse en Sonora en otros espacios públicos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*