Politica Regional

6Es necesario lograr un nuevo acuerdo político e institucional para garantizar que México avance y transcurra del 2018 sin que lleguemos como país a un entorno dramático de ruptura entre las fuerzas políticas y la sociedad, sostuvo el sábado Manlio Fabio Beltrones, en su visita a Hermosillo. Y fue más allá al advertir o reconocer que “el modelo político mexicano se agotó”… Pero bueno, si el modelo político ya se agotó, se vale preguntar por qué: Quién lo agotó, quienes lo agotaron y por qué no lo conservaron?… En más del PRI y del sistema político mexicano que ya se agotó, como reconoce Beltrones, quien lo relevó en la presidencia nacional de partido, Enrique Ochoa Reza, no fue el único que se autoliquidó con una suma millonaria cuando renunció a la CFE para pasar a la dirigencia nacional del PRI. Ah, en más de renuncias o ceses, el cajemense Enrique Guerrero Durán entregó el viernes la Coordinación del Sistema Nacional Penitenciario. Osorio Chong le pidió la bola. ¿Motivos? Se desconocen

“Necesitamos que el sistema funcione, y para que eso ocurra necesitamos que todos estén incluidos; entonces, el diseño que se debe plantear es cómo modernizamos el sistema político para ganar estabilidad, y que sea mucho antes de que nos falte un año para elección”, aseguró el sabado durante una visita a Hermosillo Manlio Fabio Beltrones, para afirmar que los partidos políticos están obligados a dar esa certeza de estabilidad.
Dijo que él, en lo personal, está aportando su capacidad y conocimiento político a ese nuevo acuerdo, que incluye la necesidad de integrar gobiernos de coalición ante la alta probabilidad de que quien gane la Presidencia de la República lo haga en el proceso electoral que se asoma con el 28 ó 29 por ciento de los votos, discusión que deberá darse antes de que se entre de lleno al proceso político; sin embargo, dijo que él no se descarta para aparecer en la boleta electoral como candidato presidencial.
“Será importante ver que ahora quien gana no gana todo y quien pierde no pierde todo”, recalcó durante la presentación del libro “Poder ¿Para qué?” del político Eduardo Robledo Rincón, mismo que fue presentado en la Sociedad Sonorense de Historia en Hermosillo, en un evento que se convirtió en todo un acto político al acercarse a él toda la clase gobernante y la nomenclatura priísta. Además del ex gobernador Beltrones, participaron como ponentes el mismo autor, Jorge Alcocer y Jorge Islas.
Ahí el ex mandatario sonorense anticipó que elegir a un presidente con menos del 30 por ciento de los votos anticipa un problema grave para una sociedad acostumbrada a un clase política en donde las reglas del juego siguen siendo que “el que gana, gana todo, y quienes pierden, pierden todo, y se dedican a fastidiar al que gana”.
Situación que se torna grave en un país fragmentado con un sistema político e instituciones diseñadas para otro entorno, en el que quien ganaba el poder, además, lo hacía con una vasta mayoría, por esa razón alertó de que no hay ningún esquema que obligue a los actores a acordar para favorecer la gobernabilidad.
“El modelo político mexicano se agotó y se necesita de nuevas instituciones”, remarcó Beltrones Rivera para plantear que hoy el horizonte es hacer que el poder funcione y lograr la estabilidad tan deseada en México.
En ese contexto, respondió a la pregunta ¿Poder para qué? Señaló que se trata de sacar a México de la mediocridad y el atraso; sin embargo, explicó las cosas como una taza que se quebró en pedazos y que a lo largo de los años y de los procesos políticos ha seguido resquebrajándose, por lo que se hace necesario tener una nueva, pues ante tanto quiebre, dijo, la que tenemos ya es impresentable, pues indicó que el último proceso electoral en el que un presidente ganó con más del 50% de los votos fueron las elecciones de 1988 y de 1994.
Y a partir de ahí, reconoció el político sonorense, lo que ha sucedido simplemente ha deteriorado más y más al sistema, por lo hoy las cosas son insostenibles bajo el concepto actual, por lo que llamó a un nuevo acuerdo que parta de convertir el poder en herramienta para que todos participen del ejercicio del mismo. Alcanzar el consenso para que las cosas puedan transcurrir.
Dijo que una cosa es llegar al poder y otra cosa es ejercerlo, por lo que es fundamental encontrar fórmulas para que las instituciones sean funcionales, y ya de parte Política Regional, eso ha pasado en algunas ocasiones en México y varias países del mundo, pero bueno, si el modelo político ya se agotó, se vale preguntar por qué: Quien lo agotó, quienes lo agotaron y por qué no lo conservaron?
“Tenemos una democracia imperfecta con instituciones adaptadas, por eso tenemos que encontrar fórmulas para que las instituciones sean funcionales; no es gracia hacer lo obligado, lo importante es usar el poder para trascender como Gobierno y eso es trabajo de los políticos”, dijo.
No obstante, Beltrones Rivera expuso que andar en la política “no te hace un político en automático, aunque hay quienes se creen serlo, pero para ser un político se necesita aptitud y actitud, y una idea de para qué se está en una posición”. Y vaya quien lo dice es todo un maestro del arte de la política mexicana y muy influyente en las decisiones políticas del país.
En entrevista al final de su intervención, el también ex presidente del PRI aseguró que existen las condiciones para ir tras ese nuevo acuerdo y que es un asunto necesario, para garantizar la transición de México sin que se dé una ruptura mayor, reconociendo además, que no descartaría presentar su candidatura a la Presidencia de la Republica en el 2018.
En ese sentido aseguró que él, en lo personal, aportará su experiencia política y conocimiento a la búsqueda de esos acuerdos con todos los actores, de modo que se garantice una transición abierta y democrática en el 2018, indicando que una vez concluido ese proceso decidirá sí participa en la elección y de qué manera, “porque no está peleada una cosa con la otra”.
Suman $18 millones liquidación de funcionarios de Ochoa
En más del PRI y del sistema político mexicano que ya se agotó, como reconoce Manlio Fabio Beltrones, quien lo relevó en la presidencia nacional de ee partido, Enrique Ochoa Reza, no fue el único que se autoliquidó con una suma millonaria cuando renunció a la CFE para pasar a la dirigencia nacional del PRI.
Ah, en más de renuncias o ceses, el cajemense Enrique Guerrero Durán entregó el viernes la Coordinación del Sistema Nacional Penitenciario. Miguel Ángel Osorio Chong le pidió la bola. ¿Motivos? Se desconocen.
Como él, su pequeño grupo de secretarias y colaboradores cercanos hicieron lo mismo, recibieron liquidaciones laborales que en conjunto suman 16 millones de pesos, según reconocida revista de circulación nacional en cuyo reportaje aparecen los nombres y cargos de los nuevos millonarios del PRI:
La secretaria particular de Ochoa Reza, Myrna Yvet Torres Camacho, tenía sólo nueve meses de antigüedad en ese cargo en la CFE –del 15 de octubre de 2015 al 13 de julio de este año– y recibió dos liquidaciones por más de 2 millones de pesos: Una por un millón 263 mil y la otra por 832 mil pesos.
La jefa de la oficina de Ochoa Reza, Edith Nájera Andrade, también obtuvo una liquidación generosa: con dos años y medio de antigüedad –del 17 de febrero de 2014 al 18 de julio de este año–, recibió una liquidación de un millón 332 mil pesos.
Y la abogada Claudia Pastor Badilla, jefa de la Coordinación Nacional Jurídica, con dos años y cinco meses en el puesto, obtuvo un finiquito de un millón 108 mil pesos, como consta en los documentos oficiales de la CFE.
Uno de los principales asesores de Ochoa Reza, el exdiputado federal Ángel Artemio Meixueiro González, tenía una antigüedad de dos años y medio como jefe de la Unidad de Relaciones Institucionales de la CFE, pero cobró un millón 279 mil pesos de liquidación, un poquito más del millón 206 mil que obtuvo, también ya libres de impuestos, su jefe.
Hay un caso peculiar: el gerente de Desarrollo Social de la CFE, Francisco Javier García López, renunció al cargo el 2 de abril de este año –“por así convenir a mis intereses”, explicó–, y con dos años y 29 días de antigüedad no tenía derecho a liquidación, según la jefa del Departamento de Dictámenes de la CFE, Karime Slim Ruiz.
Sin embargo, este funcionario entró en el mismo paquete de liquidaciones de Ochoa Reza, en agosto, y recibió 908 mil 289 pesos. Exdiputado priista de Oaxaca, García López es actualmente coordinador de Giras y Eventos del Comité Ejecutivo Nacional del (CEN) del PRI.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*