El Universal lo cuenta: misógino, César Camacho ofende a la hija de Beltrones

9Finalmente sí hubo reportaje de la revista Proceso sobre el exdirigente del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Y sí lo firmó el reportero José Gil Olmos. No se trató de una entrevista, pero el periodista basó su trabajo, según dijo por todas partes, en una charla con el político sonorense.
“Manlio agita las aguas profundas del PRI”, es el título del reportaje que, desde luego, confirma lo que comenté hace un par de semanas en algunos tuits –que Beltrones está decidido a llevar las contras, y qué bueno que lo haga, al equipo del presidente Enrique Peña Nieto–, tuits que desmintieron, sin venir mucho al caso, dos columnas políticas, “Bajo reserva” de El Universal y la de Joaquín López-Dóriga en Milenio, esta última aderezada con una curiosa amenaza en mi contra.
Se vale, es democrático, legal, decente, legítimo, honorable, valiente, respetable y plausible estar en contra de quien a uno se le pegue la gana.
¿Que Manlio Fabio agita las aguas profundas del PRI? Maravilloso, ese partido necesita una sacudida que lo saque de la crisis en la que se encuentra.
Si es Beltrones el que va a transformar al PRI después de derribar las puertas del autoritarismo que impiden la entrada plena de la democracia, qué bien que así sea.
Eso lo intentaron Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo al finalizar los ochenta, pero fracasaron.
Por fortuna para la lucha democrática en México, Cárdenas y Muñoz Ledo hicieron de su derrota en el PRI una gran victoria cuando fundaron el PRD.
¿Si Manlio fracasa se marchará del PRI para dar la pelea en otro partido? ¿Tiene edad y fuerza para crear un partido nuevo?
No conozco las respuestas. Solo puedo decir que no sería malo –desde luego no para Manlio Fabio ni, tampoco, para el presidente Peña– que alguien ponga de cabeza al PRI antes de que ese partido seleccione a su candidato para las elecciones presidenciales de 2018.
Ahora bien, los priistas que mantienen el control del partido no desean que Manlio se rebele. Por eso, tienden puentes con el sonorense. Como el de ofrecerle a su hija, diputada federal, que fije la posición del PRI el primero de septiembre en San Lázaro.
Es lo que comenta la columna “Bajo reserva” de El Universal, que cita al coordinador de los diputados priistas, César Camacho: “Buscamos acreditar un Puente con Manlio Fabio Beltrones”.
Los editores de El Universal, sorprendidos, se hacen estas preguntas: “¿Acaso se necesitan puentes? ¿Acaso algo está roto con el expresidente nacional del PRI?”.
Si los redactores de la columna “Bajo reserva”, de El Universal, se hubieran tomado la molestia de pensar las cosas antes de desmentir tan a tontas y a locas mis tuits sobre el reportaje de Proceso –el de José Gil Olmos, que explica por qué están rotos los puentes entre el PRI y Beltrones–, hoy no harían preguntas cuyas respuestas son evidentes en sí mismas: Manlio no está conforme y, si puede, va a sacudir con fuerza las aguas profundas y superficiales del PRI, que de cualquier modo no puede estar en peor situación.
Por lo demás, es una vulgaridad de César Camacho invitar a Sylvana Beltrones a dar un discurso ¡para contentar al papá de la diputada!
La legisladora Sylvana Beltrones es una mujer joven, talentosa y con brillo propio en la política. No necesita que le den nada para calmar a su señor padre. Ella va a tener que responderle con firmeza, hasta con una muy feminista mentada, al tal César Camacho que, con misoginia, quiere usarla como moneda de cambio.
Ya quisiera Camacho, el de los relojes caros que quién sabe cómo compró, tener la mitad de la inteligencia de una mujer joven y trabajadora que se abre paso por sí misma, inclusive luchando contra su apellido, en el complicado mundo de la política mexicana. Tomado de DossierPolitico

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*