Politica Regional

9La gobernadora Claudia Pavlovich arremete contra el magisterio sonorense. La represión contra la libre manifestación de las ideas y la protesta social se envilecen, el mandato de Eduardo Bours y Guillermo Padrés se mantienen vigentes, ambos se caracterizaron por su autoritarismo, el saqueo a las arcas públicas, por sus crímenes contra la población, el abuso del poder, el tráfico de influencias y por la prepotencia de sus actuaciones, entre otras… Ya se supo del porqué del distanciamiento de la Gober con el alcalde de Cajeme y que tiene qué ver con algo asi como el presunto uso de cientos de millones de pesos en su campaña electoral provenientes de la anterior administración municipal… Muy comentado el reclamo que Antonio Fornés le hizo a “la” Claudia, porque que le ha solicitado audiencia en numerosos ocasiones y ni siquiera le ha respondido, diciéndole que es una persona muy ocupada y lo que deberia hacer es buscar una entrevista con el Secretario de Gobierno y tan tan!… El silencio invadió también el ambiente por varios segundos, hasta que la gobernadora dio la espalda y siguió saludando a la gente que ya la esperaba en Loma de Guamuchil este lunes, y no es la primera vez que esto sucede tratándose de Fornés, o a lo mejor la guerita cree que pretende cobrarle el apoyo que le dio en la campaña electoral, pero el caso es que muy pronto se le olvidaron esos apoyos de los “cajemensos” y muy en especial de los agrotitanes del No al Novillo!

La gobernadora Claudia Pavlovich arremete contra el magisterio sonorense. La represión contra la libre manifestación de las ideas y la protesta social se envilecen, el mandato de Eduardo Bours Castelo y Guillermo Padrés Elías se mantienen vigentes, ambos se caracterizaron por su autoritarismo, el saqueo a las arcas públicas, por sus crímenes contra la población, el abuso del poder, el tráfico de influencias y por la prepotencia de sus actuaciones, entre otras.
No obstante, CLAUDIA ARTEMIZA PLAVLOVICH ARELLANO, gobernadora en turno de SONORA, les dijo: “háganse a un lado que allí les voy”.
Así, la otrora senadora con licencia que apoyó a “algunos empresarios” para lograr ciertas licitaciones en evidente reparto de “moches” que en su momento salió a relucir y se mantiene vigente en el imaginario colectivo, resultó electa en los comicios de 2015, mujer de extracción priista, que expresó hasta el cansancio que construiría mejores condiciones para que la población pudiese desarrollarse en un ambiente armónico, tranquilo y apegado al principio de legalidad, exponía… distinto al dejado por su antecesor.
Pues bien, esa mujer que propaló propugnar por el respeto a los derechos de los trabajadores, mujeres y niños, hoy por hoy, es la más grande REPRESORA DE LOS DOCENTES, MADRES, PADRES DE FAMILIA y, sobre todo, es quien arbitraria y prepotentemente a través de los elementos de Seguridad Pública ha causado maltrato físico y emocional a cientos de MENORES DE EDAD que pretendían impedir que sus maestros fueron sacados de aulas y planteles en inocente gesto solidario y enorme conciencia civil, aún a pesar de su corta edad.
Las evidencias son múltiples. Los videos son muestra fehaciente de lo ocurrido en cada plantel en la entidad.
En esta vorágine de acontecimientos, no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido y salga a la luz, en este contexto, se da cuenta de que el clima de inseguridad pública se ha incrementado durante el gobierno de la PAVLOVICH, pero, no precisamente porque los delincuentes sigan haciendo de las suyas −frente a la policía o las instituciones gubernamentales de los 72 municipios del territorio sonorense−, sino porque la Seguridad Pública es un tópico que se maneja directamente desde la poltrona que se ubica en la Oficina Principal del Gobierno de Sonora.
De allí, desde alli, salen las órdenes para que los TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN que se atrevan a salir a las calles a manifestar su inconformidad contra la punitiva Reforma Educativa sean sometidos, reprimidos y controlados mediante la estrategia gubernamental denominada “terrorismo de Estado”, que dirige el gobierno federal.
No sólo faltan 43 estudiantes, también faltan 43 maestros.
Pero, se suman miles a la protesta social, a un movimiento que abarca desde Tijuana hasta Chiapas, corean los miembros de la Asamblea Magisterial de Sonora −compuesta por docentes de la Sección 28 y 54 del SNTE, reunidos el viernes 22 de abril en la calle Obregón, entre Yáñez y Garmendia, Col. Centro en la capital sonorense−, así como elementos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que indignados cuestionan al gobierno:
¿Cuántos padres y madres de familia pretenden desaparecer…?
¿Hasta cuándo…?
“No estamos todos señores nos faltan 43… de Tijuana hasta Chiapas la lucha contra el poder, este gobierno es corrupto, señores, nos quiere desaparecer…”, afirman maestros agraviados y vejados por los gobierno estatal y federal.
“Sepan que la prepotencia, el abuso del poder y el uso indiscriminado de elementos de la fuerza pública no nos doblegarán, de manera pacífica estamos pugnando por la restitución de los derechos que violentamente nos han arrebatado y nos deja en estado de indefensión”, subrayan los mentores.
“Nuestra lucha, va más allá de liderazgos, todos somos uno solo. “Si tocan a uno, nos tocan a todos, nos descansaremos hasta ver en sus aulas a los docentes injustamente cesados, el respaldo de los padres y madres de familia es total, juntos caminaremos hasta la victoria…”, rematan en un comunicado.
Así pues, las manifestaciones sociales se criminalizan y, la responsabilidad de lo que ocurra a cualquier docente en la entidad es competencia directa de la Jefa del Ejecutivo Estatal, Claudia Pavlovich; del Secretario de Educación y Cultura, Ernesto de Lucas Hopkins; del Secretario de Gobernación, Miguel Ernesto Pompa Corella, así como del Secretario de Seguridad Pública, Adolfo García Morales.
Son ellos, quienes deben dar cuenta de las vejaciones que los profesores Juan de Dios Castro Pacheco en Huatabampo, Francisco Valenzuela Velázquez en Nogales y Valente Rentería Leyva, en Ciudad Obregón; José Luis Portillo Liera en Guaymas; así como, el señor Héctor Manuel Valles y Miguel Murillo Ledesma, padres de familia en Nogales y Ciudad Obregón respectivamente han sufrido a manos de la Policía Estatal en Sonora.
En su momento expresó Alfonso Durazo Montaño: “El derecho pacífico a disentir no es delito”.
Sin duda, la actuación del gobierno estatal, deja mucha tela para cortar, el mensaje que se está enviando a la sociedad es lamentable, sin embargo, esta conducta retrógrada deja al descubierto la falta de talento, capacidad y criterio para actuar dentro del marco de la legalidad… conforme a derecho.
Los sonorenses y residentes en la región merecen (merecemos) gobernantes inteligentes, sensibles a las causas sociales, prospectivo, proclives a las causas sociales, equitativos y garantes del orden establecido, para dirigir un gobierno honesto y transparente, se necesita “algo más” que buenos deseos y palabrería barata, se necesita conocer las necesidades de la población, el medio que los rodea y aplicar correctamente el presupuesto destinado a cada rubro, entre otros. En mas de la mandataria estatal, ya se supo del porqué su distanciamiento con el alcalde de Cajeme y que tiene qué ver con algo asi como el presunto uso de cientos de millones de pesos en su campaña electoral provenientes de la anterior administración municipal, en tanto, muy comentado el reclamo que Antonio Fornés Gastélum le hizo, en el sentido de que le ha solicitado audiencia en numerosos ocasiones y ni siquiera le ha respondido, a lo que Claudia le ha respondido que es una persona muy ocupada y lo que deberia hacer es buscar una entrevista con el Secretario de Gobierno Miguel Pompa Corella y tan tan!
El silencio, nos cuenta Horacio Zamudio, invadió también el ambiente por varios segundos, hasta que la gobernadora dio la espalda al Presidente del Distrito de Riego y siguió saludando a la gente que ya la esperaba, ésto fue el lunes en la comunidad yaqui de Loma de Guamuchil, y no es la primera vez que ésto sucede tratándose de Fornés, alguna pesada carga trae por ahi, o a lo mejor la guerita ha de pensar que pretende cobrarle el apoyo, sobre todo económico, que le dio en la campaña electoral, pero el caso es que a “la” Claudia muy pronto se le olvidaron esos apoyos de los “cajemensos” y muy en especial de los agrotitanes del No al Novillo!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*