Politica Regional

1214Si hay una propuesta de la ciudadanía para que yo vuelva a participar en la política, buscaré de nueva la candidatura para la presidencia municipal de Cajeme, afirma Rodrigo Bours, quien hace un año había advertido que él no intentaría ser candidato cada vez que hubiera una elección… Sobre Movimiento Ciudadano (de Gustavo Almada) sólo menciona: Son paleros del PRI, ya lo demostraron, y no tiene caso seguirles el juego… No descarta ser candidato independiente… Da a entender que hubo manejos turbios en casos como la compra de lámparas Led “que no sirvieron para gran cosa”, o la pavimentación con concreto hidráulico en calles que atraviesan terrenos sin fraccionar. Aclara: “Yo no tengo nada contra Rogelio (Díaz Brown), me cae bien y hemos convivido familiarmente, es una persona muy agradable”… 

Si hay una propuesta de la ciudadanía para que yo vuelva a participar en la política, buscaré de nueva la candidatura para la presidencia municipal de Cajeme, afirma Rodrigo Bours, quien hace un año había advertido que él no intentaría ser candidato cada vez que hubiera una elección, y hoy, con la atención puesta en sus negocios -“que van muy bien”, dice-, las circunstancias difíciles que viven Cajeme y México en general lo motivan a reconsiderar su decisión porque confía en la vigencia de la propuesta política con la que buscó la candidatura del PRI.
“Pero mientras tanto”, agrega, “debemos seguir siendo críticos, hay mucho que hacer por la gente más necesitada y además no nos merecemos los políticos que tenemos”, y asi, entrevistado por el grupo de periodistas que conforman el Foro Cajeme, Rodrigo Bours Castelo expone su distancia ideológica del PRI y el PAN, los errores de las administraciones municipales, el tema del No al Novillo y su postura política como miembro de una familia muy influyente en la sociedad regional.
Sobre esto último, reitera que sus decisiones personales son eso y no el producto de una consulta con su familia. “Soy una persona adulta, no tengo porque pedir permiso”, dice entre risas. El hecho de tener una posición económica desahogada no influye en su postura crítica, asegura. Unos porque son ricos, otros porque son pobres… siempre se buscan pretextos para quitarle legitimidad a los políticos críticos, comenta.
“Además no me interesa la política para hacer negocios, no necesito, aunque sí hay entre nosotros políticos que alguna vez tuvieron fortuna familiar, la perdieron y ahora están en la política para recuperar lo que antes tenían”, afirma sin mencionar a alguien en particular.
Hay mucho cochinero en la política, continúa. “Pero de manera especial contra las mujeres, siempre las están presionando para que cedan ante el acoso sexual de los jefes. La verdad es que no me gustaría que una descendiente mía se metiera a la política y pasara por las situaciones que viven algunas mujeres en ese medio”.
Combatir la pobreza, esencial
Entre los problemas que golpean a Cajeme destaca el de la drogadicción y la violencia, “un problema cuyo fondo es la pobreza en la que vive mucha gente de nuestra sociedad. Las drogas nos están dejando atrás, esos muchachos que hoy se drogan difícilmente podrán engancharse a un trabajo formal más adelante, no podrán cumplir con las exigencias de la vida productiva”.
“Hoy tenemos una mejor Secretaría de Seguridad Pública municipal que en la administración pasada, pero si queremos combatir la delincuencia también tenemos que combatir la corrupción”.
Y así pasa de la seguridad pública al tema de la corrupción:
“Pero cómo se va a sanear al Oomapasc si en el trienio anterior era la cueva de los operadores políticos de Rogelio Díaz Brown. ¿Cómo puedes generar confianza así? .
PRI, PAN, MC
El tema de la pobreza es recurrente en la plática de Rodrigo Bours pues reitera su convicción de que se trata del problema más importante y generador de otros en nuestra sociedad. “Estás hablando como precandidato de Morena”, le decimos y él se ríe porque de aquí al 2018 no sabe aún cómo va a buscar la candidatura si es que se decide finalmente.
“El PRI y el PAN son muy parecidos, y junto con ellos grupos como los Canacos y otras agrupaciones. Todos ellos ven la sociedad como una pirámide, donde los de arriba, los jefes, van a sacar adelante a la gran mayoría, los de abajo, y por eso creen que merecen gobernar, todos los puestos públicos o los más importantes. Su visión de la realidad es falsa, totalmente equivocada”.
Sobre el daño que hacen los políticos a la sociedad menciona el caso del movimiento opositor al Acueducto Independencia.
“No puedes señalar nada más a los del PAN, tambien los del PRI utilizaron este movimiento como un botín político donde lo importante eran sus ganancias, no el interés de la sociedad”.
Hoy, dice, el No al Novillo ya está enterrado, hay que darle vuelta a la hoja y explorar nuevas oportunidades para crecer, como lo hicieron los agricultores golpeados por la expropiación de sus tierras, muchos no se estancaron en la derrota, siguieron luchando, se levantaron y hoy están de nuevo en la actividad con mucho éxito.
La obra pública
De su experiencia en el 2015, cuando quiso obtener la candidatura del PRI para la presidencia municipal, reconoce la capacidad de su contrincante, Faustino Félix Chávez.
Y amplía su visión sobre el manejo de la obra pública en Cajeme, sobre todo en la anterior administración:
Da a entender que hubo manejos turbios en casos como la compra de lámparas Led “que no sirvieron para gran cosa”, o la pavimentación con concreto hidráulico en calles que atraviesan terrenos sin fraccionar, “obras carísimas, donde el costo del metro cuadrado de pavimento es demsiado alto. Con estos precios no hay dinero que alcance”.
Aclara: “Yo no tengo nada contra Rogelio (Díaz Brown), me cae bien y hemos convivido familiarmente, es una persona muy agradable”.
También se refiere a la obra pública actual:
“Anuncian la pavimentación de las calles Sufragio y Jalisco, pero de ésta dejan por fuera la prolongación de la calle 200 a la 300, que es el tramo más transitado y que había sido incluido en el proyecto original”.
Aclara que los terrenos aledaños al nuevo estadio de beisbol, otra obra cuestionada, no son propiedad de él o de su familia.
En política nunca digas nunca, podría ser la enseñanza que obtuvo Rodrigo Bours Castelo cuando aseguró, hace un año, que no volvería a buscar la candidatura a la Alcaldía. Hoy sigue posicionado como un prospecto fuerte a pesar de que todavía faltan dos años para hablar de eso.
“Mi esposa Lety sigue trabajando en obras comunitarias, al lado de la gente… y yo quiero volver a tener más contacto con gente de los tianguis, como lo tuve antes, es una experiencia muy grata”, comenta.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*