El desfalco educativo de Padrés en Sonora

5* La nueva administración de Sonora calcula un quebranto de 2 172 mdp, entre infraestructura no terminada, falta de pago de becas, adeudos a proveedores y recursos no entregados

Tomado de: La Silla Rota
HERMOSILLO, Sonora (La Silla Rota).- En la escuela Nueva Creación, situada al sur de Hermosillo, los alumnos vivieron el desfalco al sector educativo dejado por el ex gobernador Guillermo Padrés.
En esta ciudad donde las bolsas de plástico se derriten por las altas temperaturas, los más de 400 alumnos tuvieron que asistir a clases -en el arranque del ciclo escolar- sin aire acondicionado, con temperaturas de más de 40 grados centígrados.
“Tuvimos que suspender las clases porque no se puede estar con tanto calor, los alumnos se nos iban a deshidratar o desmayar”, recuerda José Navarro Búrquez, director del plantel, como esta escuela, 51 más tuvieron que cerrar cuando Protección Civil detectó las condiciones deplorables y de riesgo en las que se encontraban, hace cinco meses.
En el caso de la Nueva Creación, el regulador de energía eléctrica no aguantó la carga por los aires acondicionados prendidos, y los niños fueron enviados a casa por una decena de días.
Algunos fueron clausurados por no contar con las instalaciones eléctricas adecuadas, y otros por tener obras de infraestructura abandonadas, con escombros y restos que podían hacer que los estudiantes tuvieran un accidente.
En la escuela “Nueva Creación” también se dejaron obras inconclusas por parte de las autoridades salientes a cargo de Guillermo Padrés.
“Aquí nos iban a instalar unas luminarias, unas lámparas. Nomás vinieron a hacer las zanjas y ahí las dejaron abiertas. Nunca las instalaron y nunca vinieron ni a taparlas, ni porque les insistimos tanto porque los niños se podían lastimar. Nosotros las tuvimos que tapar”, explica a LA SILLA ROTA el director de la escuela.
En enero, dice, empleados del Instituto Sonorense de Infraestructura Educativa (ISIE) llegaron a la escuela para informarle de la colocación de las luminarias.
También se comprometieron a instalar bebederos para dar abasto a los más de 400 alumnos del plantel y un tejaban para que los niños pudieran protegerse de los rayos del sol, pero nada de eso ocurrió. El dinero parece haberse perdido en la mitad del camino.
Aquí tampoco se entregó el recurso Programa de Acompañamiento Escolar (PAE) del año 2014, como en otros planteles.
Este recurso tuvo su origen en el año 2010, cuando el ex gobernador anunció la eliminación de las llamadas cuotas escolares.
De este fondo se debían otorgar 100 millones pesos por año a todas las escuelas. Sin embargo, según datos de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC), únicamente se entregaron 170 millones de pesos del total de 400 millones de pesos. Menos de 50% del recurso prometido. De lo demás, nada se sabe.
“A pesar de que nosotros hicimos todo en regla, comprobamos los gastos del recurso del 2013, en qué lo utilizamos y todo, nunca nos llegó el dinero correspondiente al 2014. Nos debían haber entregado 26 mil pesos para gastos, por ejemplo, en el plantel, como luz, agua y otros servicios”, dice el director de la primaria.
Uniformes que jamás se entregaron
Este ciclo escolar, a los alumnos del plantel “Nueva Creación” no les llegó su uniforme escolar gratuito como sucedía desde que el ex gobernador los anunciara en 2010; tampoco fueron entregados a los más de 400 mil alumnos de Sonora.
Las prendas fueron encontradas por las nuevas autoridades estatales en una bodega, abandonadas. El secretario de Hacienda, Jorge Vidal Ahumada informó en rueda de prensa en el mes de octubre que los uniformes no estaban en condiciones las condiciones adecuadas para su cuidado.
“Se encontraron los uniformes escolares en bodegas de 3 mil metros cuadrados, sin energía eléctrica, sin vigilancia y en franco descuido. Por el abandono de estas bodegas, las prendas corrían el riesgo de un accidente causado por un corto circuito, por el material altamente flamable de ellas”, declaró.
De igual manera, ni los estudiantes a cargo del director José Navarro Búrquez, ni el resto de los alumnos en el estado obtuvieron lo correspondiente a las becas escolares.
De acuerdo con el titular de la SEC, Ernesto de Lucas Hopkins, la administración anterior dejó un adeudo de 139 millones de pesos en este concepto para el último año.
2 mil mdp perdidos
Los funcionarios de la nueva administración, a cargo de Claudia Pavlovich Arellano, hicieron un recuento de las irregularidades que encontraron al recibir la Secretaría de Educación y Cultura (SEC): un quebranto de 2 mil 172 millones de pesos.
Esto suma las obras de infraestructura no terminadas, la falta de pago de becas a estudiantiles, los adeudos a proveedores, el recurso no entregado del Programa de Acompañamiento Escolar (PAE), entre otros.
Fueron en total, más de 3 mil los planteles que presentaron obras inconclusas, daños en las instalaciones y falta de instalaciones adecuadas de energía eléctrica, según información de la SEC.
De Lucas Hopkins asegura que la dependencia lleva un proceso legal contra diferentes empresas que no cumplieron con los contratos para terminar 525 obras en diferentes escuelas.
Documentos en poder de LA SILLA ROTA relevan que algunos de los negocios que incumplieron con los contratos son: SHM Construcciones, Impulsora Estrella, HEMONT Constructora, Kovat Construcciones, Laminados IR, GYCR Soluciones Integrales para la Construcción; Marema Construcciones y Servicios en General; Promotora e Inmobiliaria Santa Cecilia y Nenca Soluciones de Ingeniería.
La directora del Instituto Sonorense de Infraestructura Educativa, Yalia Salido Ibarra, declaró que realizan una revisión en cada una de las escuelas del estado, para confirmar si las obras documentadas en los distintos planteles, en verdad se llevaron a cabo.
“Estamos priorizando las obras que están abandonadas por las constructoras y un despacho jurídico está checando que todo lo que está documentado, existe en la realidad. Estamos en revisión, estamos trabajando en ello”, dijo.
El presidente de la Asociación de Padres de Familia (AEPAF) en Sonora, Cecilio Luna Salazar, afirma en entrevista para La Silla Rota, que el inicio de éste ciclo escolar fue el peor en la historia del estado. “La verdad que sí fue histórico. Nunca se había tenido una problemática de tal magnitud. El tener problemas en tantas escuelas si es algo muy elevado. Reitero, sí fue algo histórico lo que aconteció ahora en septiembre, desafortunadamente”, declaró.
Luna Salazar mencionó que incluso, en algunos plateles fueron los propios padres de familia, quienes tomaron las instalaciones y cerraron las puertas, como medida de protesta para que se solucionaran los problemas de infraestructura y se terminaran las obras inconclusas.
Cecilio Luna reconoce que durante el inicio del sexenio del ex gobernador Guillermo Padrés Elías sí se hicieron obras en escuelas y se invirtieron recursos para mejorar las instalaciones, pero en los últimos años el sector educativo se abandonó.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*