Politica Regional

1Desde el CEN del PRI, Beltrones podría operar su camino a Los Pinos/Por Ramón Alberto Garza / Reporte Índigo… ¿Cuál será el futuro de Manlio Fabio Beltrones?. Los tiempos se vienen encima y el 2018 está a la vuelta de la esquina. Por eso las decisiones inminentes que está por tomar el presidente Enrique Peña Nieto en las próximas semanas serán cruciales para definir el rumbo de su sucesión. La primera decisión, antes incluso que los jaloneos para el cambio de gabinete, tiene que ver con quién va el PRI ahora que el mexiquense César Camacho se vaya a operarle la Cámara. El candidato natural es Manlio Fabio Beltrones. El sonorense trae un récord de cinco reformas estructurales operadas de manera impecable. Cuando Peña Nieto rinda su tercer informe de gobierno, Beltrones dejará el fuero y como él mismo ha manifestado, seguirá trabajando en donde su partido le indique.

Los tiempos se vienen encima y el 2018 está a la vuelta de la esquina, dice el reconocido y bien enterado periodista y analista politico Ramón Alberto Garza, ayer en su columna digital del portal Reporte Indigo (fue el creador del diario Reforma y artifice del exito de El Norte de Monterrey. Por eso, considera, las decisiones inminentes que está por tomar el presidente Enrique Peña Nieto en las próximas semanas serán cruciales para definir el rumbo de su sucesión.
La primera decisión, antes incluso que los jaloneos para el cambio de gabinete, tiene que ver con quién va el PRI ahora que el mexiquense César Camacho se vaya a operarle la Cámara. El candidato natural es Manlio Fabio Beltrones. El sonorense trae un récord de cinco reformas estructurales operadas de manera impecable. Asi, asi de claro y condundente considera Ramón Alberto Garza.
A eso hay que sumar que, aún a contracorriente, cumplió con la tarea política de sacar adelante a la candidata priista Claudia Pavlovich en su natal Sonora, añade. Una situación muy diferente a la de otro político de grandes aspiraciones, Emilio Gamboa, quien se vio bisoño e impotente para cumplir con el encargo de cuidar Nuevo León, que terminó en broncas manos independientes.
Por eso la figura de Beltrones crece. Porque de manera constante viene tendiendo puentes lo mismo con la clase política, que la empresarial, la mediática o la intelectual. Lo dice Ramón Alberto Garza y eso es mucho decir. Pocos son los que, a pesar de cualquier crítica que se le impute, le regateen al todavía jefe de la bancada priista en la Cámara de Diputados sus sobrados méritos de campaña.
Tantos, que el poder que se le asigna pone a temblar a más de uno en el actual gabinete, que celosos o temerosos de que se le dé juego, intentan desacreditarlo ante el presidente Peña Nieto. Sea para la presidencia del PRI o para la Secretaría de Gobernación, el fantasma que pasean es que Beltrones ya acumula tanto poder, que sería un peligro aún si le dieran el puesto de portero de Los Pinos.
Y que su inclusión lo acabaría convirtiendo, por influencia y por manejo político, en hombre del círculo íntimo e inevitable y sólido precandidato a la presidencia del 2018. La decisión para el mandatario se vuelve más complicada, considerando que si por caprichos políticos se le cierran los caminos al sonorense, ya existen alternativas para configurar un plan B.
Porque nada despreciable sería que si dentro de su partido o dentro de sus correligionarios, se le negara el derecho de jugar la presidencial, Beltrones podría encontrar los respaldos necesarios para sacar adelante una candidatura independiente, advierte el brillante periodista y analista politico cuya columna se reproduce en darios de diversas entidades del pais.
El experimento de Jaime “El Bronco” Rodríguez en Nuevo León abrió todo un nuevo expediente no solo para Manlio, sino para otros como el que despacha en Bucareli, que también se siente con méritos suficientes para jugarla dentro o fuera del tricolor, por eso decimos que las decisiones presidenciales inmediatas son cruciales. Porque negarle a políticos como Beltrones su derecho a jugarla, sería para el PRI dejar el camino libre a lo que sería, desde ya, la inevitable victoria de Andrés Manuel López Obrador en 2018.
Casualmente, ayer mismo el tambien reconocido periodistas y analista politico de corte nacional, Jose Luis Camacho, decia que una vez concluido el proceso electoral 2015, el presidente Enrique Peña Nieto comenzó la segunda parte de su gestión. Durante estos tres años está obligado a dar más y mejores resultados, de hecho la semana pasada antes de su operación de emergencia, exigió a los integrantes de su gabinete acelerar la ejecución de las reformas estructurales durante el segundo semestre del año.
Se ha estilado que a mitad de mandato, los presidentes realicen algunos cambios y enroques en los mandos claves, esto con la finalidad de darle frescura a las dependencias federales, brindar motivación y que con ello se trabaje con mayor ahínco para atraer mejores resultados. Por tal motivo, durante las últimas semanas han corrido diversos rumores sobre los posibles cambios que se presentarán en el gabinete presidencial y la dirigencia del partido en el poder, es decir el PRI.
El que mayor especulación ha causado es el futuro político de Manlio Fabio Beltrones. El presidente de la Junta de Coordinación Política y líder parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, en días pasados salió al quite y defendió la evaluación educativa, pues incluso advirtió que su aplicación no está en duda, recuera Jose Luis Camacho en su columna de ayer.
El legislador priista remarcó que la instrumentación de la reforma educativa es un deber impostergable de nuestra generación y de mayor trascendencia para asegurar prosperidad y bienestar social, así como crecimiento económico y empleo de calidad, por ello, cuando Peña Nieto rinda su tercer informe de gobierno, Beltrones dejará el fuero y como él mismo ha manifestado, seguirá trabajando en donde su partido le indique.
“Lo que sí puedo asegurar, porque lo demás no lo conozco, es que seguiré haciendo política. Mi vida es la política y sé que hacer política es el mejor camino para procurar que las cosas buenas sucedan”, aseguró Beltrones en una de las muchas ocasiones que lo cuestionaron acerca de sus aspiraciones rumbo a 2018.
Con el triunfo de Claudia Pavlovich a la gubernatura de Sonora, Beltrones atesoró una victoria, sobre todo porque la candidatura para dicha entidad estuvo muy discutida entre los grupos priistas locales, además de que la campaña fue muy intensa, ya que al parecer el candidato panista contó con todo el apoyo del aparato del estado.
Para el futuro de uno de los militantes más leales del PRI existen varias opciones, una de ellas es la dirigencia nacional del partido, al respecto Manlio Fabio señaló que para él sería un alto honor presidirlo y que este deseo no es de días recientes, sino desde hace años. Otra posible opción para el coordinador de los priistas, es la Secretaria de Gobernación, cargo que posiblemente abandonaría Miguel Ángel Osorio Chong para presidir la dirigencia nacional del PRI.
Sin duda por la experiencia y sabiduría de Manlio, este cargo le vendría como anillo al dedo, ya que cuenta con grandes herramientas de comunicación y es un gran negociador. Asimismo, posee los conocimientos suficientes para plantear estrategias que mejoren la seguridad del país.
Otra de las versiones que más fuerte han sonado, es que podría ocupar el hueco que lleva vacío tres meses, la embajada de México en Estados Unidos. Este cargo le brindaría a Beltrones una posicionamiento a nivel internacional y una acercamiento con el país estadunidense que le beneficiaria rumbo a una candidatura en 2018.
También se le han insinuado otras secretarías como la de comunicaciones y hasta una paraestatal. Mientras tanto, inteligente como es, Beltrones no descarta nada y pide tiempo al tiempo y continúa en lo suyo, como un gran negociador a favor de su partido. Por supuesto apoyando las reformas del presidente, quien como ya mencionebusca apresurar su implementación para el segundo bimestre del año. Beltrones desde su cargo respalda y apoya esta decisión. Demostrando que tipo de político es y que a todos les conviene tenerlo muy cerca, porque él sí sabe hacer bien su trabajo. Una cosa es verdad, Beltrones quiere dirigir al PRI y también aspira a la candidatura para 2018. Y eso no es un secreto, concluye en su columna politica de ayer miercoles el periodista y analista politico nacional Jose Luis Camacho.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*