ANUNCIO

Politica Regional

10¿Y dónde está Mario Aguirre Ibarra, ex cuñado de Ramón Corral Avila?; el burro, o sea el Món, hablando de orejas al cuestionar el manejo de los recursos públicos por parte del gobernador Guillermo Padres; aun sin rendir sus declaraciones patrimoniales Claudia Pavlovich y Javier Gándara, por lo que sería saludable y oportuno que ya lo hicieran; eso sí, ya empezaron las acusaciones mutuas de presuntos actos de corrupción de funcionario de varios varios para favorecer a ambos candidatos en los gastos de campaña; por cierto, en las altas esferas gubernamentales Federales y Estatales eso de la tan traída y llevada Ley Anticorrupción es y será una mera vacilada, pues quien en Los Pinos, Palacio Nacional y Palacio de Gobierno va a cerrar la puerta

Como siempre ocurre, poco a poco empieza a salir la verdad en torno a cualquier noticia. En lo particular se nos hizo muy raro que Ramón Corral Ávila hablara a un programa de radio y denostara duro y tupido contra el gobernador Guillermo Padrés. Le tachó de ser un gobernante poco claro en su riqueza, entre otras linduras ligadas a la corrupción. La pregunta se la hace la gente una otra vez una… ¿Por qué ese ensañamiento de Ramón Corral hacia Guillermo Padrés quien en la contienda por la gubernatura pasada había sido su coordinador de campaña?
¿Habrá sido porque lo consideraba un traidor por aquello de la campaña del “Corazón Infartado” que le hizo perder la gubernatura en el último minuto de la contienda?, ¿no lo habrá invitado Memo a coparticipar en los negocios?… ¿Por qué ahora y no antes? Pues ese cuestionamiento del ex senador y excomisionado nacional de Pesca fue previo a la conferencia de prensa de los hermanos Padrés por lo cual se ha llegado a pensar en la posibilidad de una aclaración por parte del Gober hacia su jefe y amigo. O bien, una mancuerna de intereses de yo te pego para que te defiendas.
Después vino lo de The Wall Street Journal que todos empezamos a manejar como un rumor al principio y luego como un hecho. La falta de transparencia señalada por Ramón Corral llegó a donde tenía que llegar pero pasó algo raro. Apareció el nombre de Mario Humberto Aguirre Ibarra como el operador financiero y enlace de Miguel y quien cachaba y distribuía los moches con otros empresarios cuyos millones de dólares iban a parar a diferentes cuentas en el mundo del clan Padrés, bueno, eso es lo que se especula. Hay que darle al Gober el beneficio de la duda.
El mandatario se ha defendido a capa y espada y el nombre del Mon ya no es noticia. Bueno, al menos es lo que se pensaba pues checando el clan Aguirre Ibarra, leyéndose con sorpresa que Mario era cuñado del susodicho Ramón. ¿A poco este no sabía la trascendencia de sus declaraciones y que llegarían hasta Mario?, se cree que sí. ¿Y por qué lo hizo?, ese es el misterio. Esto se puede usted checar en este link: http://www.clanaguirre.com/arbol-genealogico.html en donde se observa que la primer esposa de Ramón Corral era la señora Luz Mercedes Aguirre Ibarra quienes procrearon a Ramón Corral Aguirre.
Eso nos lleva a preguntas simples, nada rebuscadas, que orientan ese coraje del Mon hacia Mario Humberto Aguirre Ibarra, su ex cuñado, quien fue de los más perjudicados en el reportaje de The Wall Street Journal. De hecho, Mario se convirtió en un suculento bocado para la prensa oprobiosa como la nuestra y merece una entrevista. Pero no se le encuentra y me imagino que de ninguna manera va a aparecer y mucho menos conceder una platicada con los chicos de la prensa.
También se pregunta uno la causa por la cual lo defendió tanto Guillermo Padrés señalando que Mario nunca había sido proveedor del Gobierno del Estado, sin embargo la confección de los uniformes y las direcciones de la empresas cuyos nombres se manejan en el reportaje  No. 1 Sonora Apparel SA de CV y Confección Industrial SA de CV cuentan con dirección fiscal en Periférico Norte 310, en un negocio precisamente de Mario Aguirre. Difícil tapar el sol con un dedo. El gobernador puso tanto a Mario, como a Miguel Padres, su hermano, en una posición difícil de defender pues sin duda alguna, Granier por ejemplo, no tenía los bienes a su nombre pero si signados a su hijo y aún así no la libró. Convirtió el gobernador a Mario Aguirre en un testigo de cargo muy apetitoso para la autoridad federal y muy posiblemente, por esta razón, no se aparece dicho empresario de manera pública.
Anda perdido pues de no ser así ya se hubiera defendido con desplegados o bien, pidiendo que lo investiguen para demostrar su inocencia pues el hecho de que The Wall Street Journal te señale a nivel mundial como un empresario con limitada capacidad moral para hacer negocios, sin duda alguna te aisla de ese sector en todas partes. Y Mario, pasado el sexenio, va a seguir siendo empresario nos guste o no. Entonces, ¿dónde está Mario Aguirre que no se defiende? ¿O en verdad pensará que va a pasar el tiburón y nada le va a hacer? Luego, en cuanto a las campañas para gobernador de Sonora, apunto de cerrar la primer semana, los candidatos del PRI y PAN, Claudia Pavlovich Arellano y Javier Gándara Magaña aún no plantean propuestas a los sonorenses por lo que la primera para ellos es que hagan pública su Declaración Patrimonial. Al día de ayer martes, la percepción generalizada de los electores es que ambos políticos sucumbieron en una estrategia de agresión mutua y de acusaciones de corrupción tanto en lo personal como en lo grupal, como integrantes de los partidos políticos más señalados por actos de ilegalidad.
La imagen de la priísta y del panista podría mejorar si uno de ellos transparenta su actuar y sus bienes como un acto de compromiso con el sonorense que no sabe con cuánto entran los gobernantes y menos aún, con cuánto salen al dejar las arcas generalmente vacías. La semana pasada, tras exhortar al gobernador Guillermo Padrés Elías para que hable con la verdad respecto a su patrimonio, el diputado Samuel Moreno Terán consideró que el caso denunciado a nivel internacional exhibe a un Gobierno del Estado corrupto.
El coordinador de los diputados del PRI en el Congreso del Estado expuso que esta denuncia en manos del Gobierno de la República, es una muestra de que el gobernador Padrés y los funcionarios de su Gabinete deben comparecer a través de la aplicación de la ley Anticorrupción. Como nunca antes en la historia política de Sonora, dos de los principales candidatos a la Gubernatura son señalados por participar antes y hoy en hechos ilícitos que deslegitimizan sus candidaturas y afectan su imagen ante el electorado.
Como es de conocimiento público, el panista enfrenta denuncias interpuestas por el Partido Revolucionario Institucional ante la Procuraduría General de la República por presuntos desvíos de recursos públicos o peculado cuando fue alcalde de Hermosillo; en tanto, la priísta es denunciada por favorecerse del erario del Municipio de Nogales. De acuerdo a Pedro Chirinos Benítez, representante del PAN ante el Instituto Estatal Electoral (IEE), Pavlovich Arellano es beneficiada con dinero de los sonorenses para fortalecer su estrategia mediática de llegar al Gobierno del Estado.
El panista sostiene que “queremos demostrar como partido que tenemos estos recursos y confiamos en las autoridades para que se pronuncien al respecto de estos hechos que demuestran conductas delictivas”. En la lista de priístas denunciados se encuentra el alcalde de Nogales, Ramón Guzmán, Enrique Claussen Iberry, Alan Echeverría Tobié, Gerardo Rubio Romero, secretario del Ayuntamiento de Nogales, y así las cosas, esto apenas empieza, por lo que los medios de comunicación, sobre todo columnistas y comentaristas políticos de radio, televisión y de los portales, tendrán mucho de que hablar.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*