Columna Politica Regional

¡Eduardo Bours se ha quedado sólo!

Contó el otro día el amigo Francisco Javier Ruiz Qurrín, que alguien le decía que Eduardo Bours se estaba quedando solo y que luego le corrigió: “Creo que se ha quedado solo”. Hoy están muy lejos del entonces poderoso gobernador de Sonora allegados de suma confianza como Ricardo Mazón, Alfonso Elías, Antonio Astiazarán… y su propio hermano Ricardo Bours. En una ocasión, el columnista escribió que con los únicos amigos con los que podría contar EBC, incondicionalmente, era con sus “hijos putativos”, Ernesto de Lucas, Juan Carlos Lam, Flor Ayala Robles-Linares y Daniel Durán Puente. Ellos, se puede decir, eran considerados “boursistas químicamente puros…
“Eran” porque en el caso de Ernesto “pato” Lucas, le debió haber caído como “bomba” a Eduardo Bours el hecho de que el magalenense y hoy flamante diputado federal, no sólo se haya disculpado personalmente con Manlio Fabio Beltrones por una ofensa que le profirió hace algunos años, sino porque también no ha callado críticas contra quien, se supone, lo hizo en el mundo de la política. De Lucas declaró hace un par de días que “ya había terminado el cíclo de Roberto Ruibal como presidente del PRI Sonora”. Que debía irse…
Todos saben que el único bastión político que tiene Bours es precisamente Ruibal mientras siga como dirigente tricolor en el Estado, y no sólo eso, éste es la carta-garantía del exgobernador para blindarse de una tremenda sacudida en su contra en el Congreso del Estado. Y es el mismísimo “Pato”, hecho secretario en el gabinete, presidente del PRI y hoy diputado federal, quien le quiere desaparecer al gallo que le queda a su ex jefe…
Antonio Astiazarán Gutiérrez, el ex presidente municipal de Guaymas y coordinador de la campaña del candidato del PRI a la gubernatura, Alfonso Elías Serrano, ya no está del todo en el ánimo de EBC para “empujarlo” a la presidencia del comité directivo estatal priísta. Ahora, dicen que a Bours ya no le importa poner al “Toño” en el PRI. Dicen quienes han platicado recientemente con él, que lo único que desea es que Ernesto Gándara Camou no sea el relevo de Ruibal…
Con plena seguridad, ese odio es mútuo entre esos personajes, aunque en verdad ese sentimiento es una ventaja en la carrera que lleva el “Borrego” buscando sentarse en la oficina de Ruibal. Gándara Camou no es tonto pero tampoco tiene el suficiente talento como para aventarse a buscar la dirigencia de su partido en Sonora por sí mismo. Algún influyente en el DF, como lo es Emilio Gamboa Patrón, le habría hablado al oido para decirle que mientras sea el opositor de Bours, tenía posibilidades de llegar…
Luego, no cuentan, sino documentan, que Eduardo Bours se la vive entre viaje fuera de México los fines de semana. Cuando está en Sonora se da vueltas a su oficina en Hermosillo, en calles Nayarit y Carpena y va a sus ranchos de Rosario y a veces al Proyecto Vid, de la Costa de Hermosillo, 50 kilómetros al oeste de la capital, teniendo, en verdad, poca gente con quien platicar. Ya hasta se siente solo. Su compadre Ricardo Mazón Lizárraga no comparte en forma definitiva los diversos temas políticos…
Hay una enorme diferencia de criterios que los ha separado. De amigos, de confianza, de visión. Claro, en lo familiar seguramente las cosas son distintas. Ahí coexiste una relación llevadera, pero difícilmente se sentarán ambos ahora a discutir sobre algúnh tópico político. El uno ya no cuenta con el otro. Difícil el asunto cuando todos saben que Mazón se jugó todo aquel 2002 para hacer de Eduardo vencedor en contra del propio gobernador de entonces, Armando López Nogales…
La historia con Alfonso Elías Serrano ya la hemos comentado en algunas ocasiones en esta misma Política Regional, primero de distanciamiento y luego de un rompimiento total de relaciones políticas por haber regresado al Senado y con ello echarle a perder a Bours su acuerdo o pacto con Elba Esther Gordillo, de que no regresara a la Cámara Alta para que continuara Fermín Trujillo como senador, pero bueno, reiterando uno que las cosas entre Eduardo y quien fuera candidato del PRI a gobernador terminaron muy mal…
Es más, hasta llegó a considerarlo como un traidor, desde que aquél acordó con Manlio Fabio Beltrones, el regreso al Senado, haciendo polvo el acuerdo que tenía con la poderosa líder del SNTE y presidenta moral, o vitalicia, del PANAL, de hacer de Fermín Trujillo Fuentes un senador durante los próximos tres años. No fue así y el chapo prácticamente corrió de sus oficinas de Nayarit y Carpena a quien fue su preferido para relevarlo en palacio de gobierno. Todavía después de la derrota que le propinó “Juan Pueblo” —vía el PAN con el “Memo” Padrés al frente—, Bours seguía siendo derrotado…
Para completar esta zaga también muy lamentable la separación entre los hermanos Eduardo Bours y su hermano Ricardo, luego de que éste fuese el asesor de más confianza los primeros años de su gobierno y hasta encargarle el proyecto o fideicomiso “Impulsor”. Ellos sabrán exactamente el por qué, pero de que está en medio la situación política del Estado, lo está…
Por eso se ha dicho por varios personajes que en su tiempo fueron muy cercanos a Eduardo Bours que éste se está quedando solo, pero si permiten corregir, “ya está sólo”. Por cierto que el ex gobernador sonorense el lunes dejó plantados a los anitriones de la CONAGO en Durango, y es que se entregaron cinco reconocimentos a igual número de ex gobernadores. Asistieron, entre otros ex gobers, Marcelo de los Santos, de San Luis Potosí y José Natividad González Paras, de Nuevo León, pero de Bours ni sus luces. ¿Qué le pasaría si de reflectores políticos siempre ha mostrado interés? Correo: albertocamacho67(arroba)yahoo.com.mx. Portales:www.elregionaldesonora.com.mx y www.diariosonoradelatarde.com.mx.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*