Politica Regional

6En el V Informe de Gobierno, el pueblo tiene ya una idea clara de las omisiones y logros de sus autoridades, por más que a través de costosas estrategias publicitarias se trate de crear otra idea de la realidad. GPE entró a su VI año de gobierno con más deberes que haberes en su contabilidad política; problemas que no se resuelven, frentes abiertos, una abundante corrupción y un estado polarizado y dividido en lo político; “lo bueno que ya se van”, repiten miles de sonorense; el traidorcete, malagradecido y ladino de los “13 millones” –FVS—trata de convencer a Padres, Romero y a Valencia, que fácil le ganaría a RDB en el VI Distrito; bueno, no ganaría ni una Local, menos la Alcaldía, ni en la manzana de su colonia!

El gobernador Guillermo Padres Elías presentó el sábado su 5° Informe de Gobierno en el cual destacó el programa de transformación educativa, la solución definitiva al desabasto de agua en esta capital y las acciones para mitigar la afectación por el mayor desastre ecológico en la historia de la minería nacional, y afirmó que “Sonora es el nuevo horizonte de México”.
Ante unas diez mil personas que acudieron al Centro de Usos Múltiples de Hermosillo, y por espacio de dos horas, el gobernador panista estuvo acompañado por su familia y el gabinete legal y ampliado; así como por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, y los mandatarios César Duarte, de Chihuahua; Rafael Moreno Valle, de Puebla; Francisco Vega, de Baja California, y Miguel Márquez, de Guanajuato.
La representación del Presidente la trajo Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo, quien además con mucho éxito ha tenido a su cargo la coordinación federal de la contingencia ambiental derivada de los residuos tóxicos de la minera Buenavista del Cobre sobre el Rio Sonora, quien por separado anuncio la visita de Enrique Peña Nieto para supervisar tales acciones.
Casualmente, ayer domingo el licenciado Bulmaro Pacheco Moreno abordó y analizó concienzudamente este quinto informe de gobierno, indicando que el pueblo tiene ya una idea clara de las omisiones y logros de sus autoridades, por más que a través de costosas estrategias publicitarias se trate de crear otra idea de la realidad.
El gobernador de Sonora, indica el reconocido político e historiador, entró a su sexto año de gobierno el 14 de septiembre del 2014 con más deberes que haberes en su contabilidad política. Problemas que no se resuelven, frentes abiertos, una abundante corrupción y un estado polarizado y dividido en lo político.   “Más allá del triunfalismo y la publicidad oficial que inunda la mayoría de los espacios públicos de Sonora, es mucho lo que todavía no se ha resuelto y que al parecer no se resolverá en los plazos fatales de  ocho meses para la próxima elección y 10 meses que le quedan al gobierno de la alternancia.
“Más allá de la adulación orquestada,los eventos faraónicos y la auto complacencia oficiosa prevalecen la insatisfacción generalizada y el hartazgo social con un compromiso de Cambio que no se cumplió”, subraya el también ex diputado local y gente de todas las confianzas del senador Ernesto Gándara Camou.
La crítica al gobierno de la alternancia trasciende a los actores de la oposición y las diversas fuerzas que han resistido en el sexenio para ubicarse en la base de la población, en la gente común y corriente. ¿Motivos?:   1.-La corrupción generalizada que ha invadido a todas las esferas de relación del ciudadano con el gobierno. Moches, estilos de vida y nuevas propiedades de los funcionarios públicos y sus parientes que llegaron al poder en septiembre del 2009 así como la descomposición de la política y la moral pública registrada en la entidad en los últimos cinco años.
La exhibición de una costosa -y sin las autorizaciones respectivas-, obra hidráulica, una presa en el rancho propiedad de la familia del ejecutivo estatal vino a probar lo que era una sospecha generalizada en materia de desviación de recursos públicos:  ¿Con que dinero se hizo la obra?   2.- La colonización administrativa de los poderes estatales por parte de militantes del PAN lo único que provocó fue incrementar la corrupción y la incompetencia. El aparato administrativo estatal creció en más de 2 mil plazas, el gobierno se saturó de compromisos políticos para gente sin los perfiles adecuados y que desde su ingreso, vio en la administración pública estatal un botín, y la posibilidad de enriquecerse y hacer dinero del gobierno. Ha prevalecido la mentalidad aventurera, más que de la responsabilidad al servicio del Estado.
La frase: “Los ciudadano pidieron un cambio, un respiro de aire fresco, la salida de los políticos tradicionales y la llegada (sic) de ciudadanos que buscaran beneficios para todos y no para unos cuantos (sic) trata de justificar esas desviaciones”.
3.-La mentalidad oficial de seguir actuando como oposición desde el gobierno en cinco años, abriendo frentes contra los principales actores políticos de la entidad: Sindicatos, partidos políticos, Congreso del Estado, presidentes municipales, diputados federales, y ex gobernadores entre otros, ha provocado la inestabilidad del gobierno y ha llevado a Sonora a bajos índices de competitividad en todos los órdenes.
También en camisas con logotipo azul con mensajes en la espalda de “que siga el cambio”, cambio de color de verde a azul en los señalamientos de tránsito en la vía pública, pintas en palacios municipales, patrullas y vehículos oficiales, papelería y un manual de identidad que ya hubieran querido las mejores expresiones de los gobiernos fascistas de Alemania e Italia previos a la segunda guerra mundial.
4.- Los faltantes de recursos en todas las áreas de la administración pública. En el primer año de gobierno el sobregiro presupuestal fue de más de mil millones de pesos básicamente en estudios de opinión, asesorías, encuestas y otros rubros. En el segundo año el gobierno atesoró recursos para el gasto  electoral y en el tercero se fue con todo a gastar en campañas políticas, espacios en medios de comunicación y en el diseño de costosas estrategias de apoyo al panismo de otros estados.
El año 2012 fue el de la reconducción presupuestal con una grave crisis de confianza en las finanzas estatales y su crisis crónica y el 2013 fue el despertar del gobierno estatal con un gobierno federal de un partido distinto al que los había impulsado los tres primeros años.
Todo el 2014 y seguramente el tramo que le resta a la administración estatal será de crisis, de atraso en los pagos oficiales en los diversos rubros del gobierno. Los ramos más golpeados han sido los relativos a la educación, la salud y la infraestructura municipal. Obras prometidas y no realizadas, proyectos en el discurso pero no en la realidad, sueños y promesas de grandeza en el papel.
El ejecutivo estatal ha hecho cabildeo más hacia la dirigencia nacional de su partido y sus legisladores federales que ante el gobierno federal o sus representantes en la entidad. Ante la federación se asume como gobernador “opositor” y por diferencias con algunos delegados federales presume de levantar la voz en defensa de Sonora (sic) . Eso de que sería, “el mejor aliado del presidente Peña Nieto” para trabajar por México ni él se la creyó. Fue solo un arrebato de adulación temporal para medir reacciones. El ofrecimiento nunca se ha concretado en hechos.
5.-Una zigzagueante e inestable relación con los presidentes municipales del PRI. El ejecutivo les ha retenido recursos previamente depositados por la federación para obras públicas en las arcas estatales, los ha combatido a través de declaraciones públicas de sus funcionarios (Munro vs. Díaz Brown) los ha ignorado en los programas estatales de obras y les ha disputado la gestión de recursos federales: La tesis municipalista del PAN que tanto cacarearon se hizo añicos en la gestión de la alternancia.
A cinco años de gobierno, el PAN ha probado en Sonora que no sabe gobernar. Que extravió su propia historia y los principios éticos y de moral pública en torno a sus concepciones de ciudadanía, municipalismo, justicia y dignidad republicana que tanto pregonaron sus fundadores. Que desplazó a sus cuadros tradicionales y  se llenó de aventureros sedientos de poder y de dinero fácil. Que reeditaron el fenómeno de la corrupción convirtiéndolo en un fenómeno presente en todas las acciones de gobierno.
Lo demás, incluyendo a los premios auto gestionados y los reconocimientos de última hora no deja de ser parte de los disfraces con que el gobierno panista ha tratado de maquillar y ocultar su propia realidad. Una realidad que no habrá de tardar mucho en despertarlos en la elección del próximo junio. Abrupto despertar de un sueño de grandeza que no ha pasado de una ilusión pasajera, y un fanatismo político con disfraz de modernidad. Sonora no los merece, Sonora, -seguramente- no les dará otra oportunidad.
Ahí está, pues, el profundo y certero análisis sobre el quinto informe del gobierno padrecista, y aunque ya prendió en la gente la frase de que “lo bueno es que ya se van”, aunque Javier Gándara Magaña gane la gubernatura –previamente ser candidato—, tanto el aun mandatario –y sus carnales y cuñados— como todos aquellos funcionarios que siguen saqueando lo poco que aún queda, tendrán que rendir cuentas, y si gana el PRI, pues peor les va a ir: O regresan lo mucho que han robado o irán a prisión o andarán huyendo. Música para Romero, Villalobos, Neblina, los Serrato, el mismo Gober y sus carnales y transas cuñados.
En el terreno político-electoral, precisamente buscando una especie de salvoconducto en caso de que Gándara Magaña gane la gubernatura, Padres Elías le hizo un reconocimiento como ex alcalde que fue, siendo tan fuerte la ovación, que el mismo Memo se quedó con los ojos cuadrados, y regresando con los nefastos y apestados funcionarios de primer nivel, el Subsecretario de Gobierno Francisco Villanueva Salazar, les anda vendiendo la idea a Padres, Romero y Valencia –Emmanuel para él no cuenta en la toma de decisiones electorales—, jurándoles que el fácil vencería a Rogelio Díaz Brown en el Distrito VI, bueno, el traidor, ladino y malagradecido transa de los famosos “trece millones” no gana ni en la manzana de su colonia, bueno, a lo mejor lo que busca es que le den rearta lana para la campaña en caso de ser el candidato al Distrito VI, obvio, se embolsaría una buena parte de ella.     Los priistas no lo quieren por traidor y malagradecido, y los panistas cajemenses tampoco, por arribista, convenenciero y mentiroso, es más,  no ganaría ni una diputación local, menos las federal; y la Alcaldía, pior tantito, así que más le vale irse buscando una nueva chamba, particular, porque ya no cabrá en el sector público, de ningún nivel, es más, ni su queridísimo compadre Raúl Acosta Tapia podría conseguirle una chamba en la Federación o apadrinar su posible regreso al PRI; “el panchito”, como solían decirle sus amigos, en cuanto asumió su buena chamba en el Gobierno del Estado se olvidó de sus amigos de conocido  café de la Miguel Alemán, que para no ver a Marcelino, otrora asiduo concurrente al lugar, dejando de contestar llamadas y mensajes a quienes lo consideraban su amigo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*