Marina captura al ‘Z40’, el jefe máximo de ‘zetas’

* Z40 fue aprehendido sin un disparo: Segob

6La Secretaría de Gobernación (Segob) confirmó la aprehensión de Miguel Ángel Treviño Morales, alias el Z40, máximo líder del grupo delictivo “Los Z” y sobre quien pesan siete órdenes de aprehensión federales y 12 averiguaciones previas más, entre ellas el secuestro y asesinato de 72 migrantes ocurrido en San Fernando, Tamaulipas, en abril de 2010.
Eduardo Sánchez, subsecretario de normatividad de medios de la Segob, señaló que la aprehensión del Z40 ocurrió tras un trabajo de inteligencia encabezado por la Secretaría de Marina (Semar) que llevó ocho meses de trabajo y que se concretó este día a las 3:45 de la madrugada a 27 kilómetros de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y sin que se realizara además un solo disparo.
La identificación del Z40 se realizó luego que éste se desplazaba rutinariamente entre Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas a través de caminos de terracería y otras vías menores por medio de camionetas Pick-up.
Durante la aprensión, también fueron detenidos dos sujetos que llevan los nombres de Abdón Federico Rodríguez García, de 29 años, y Ernesto Reyes García, de 38 años de edad.
Al momento de la detención, el Z40 y sus acompañantes portaban 2 millones de dólares, 8 armas largas y 500 cartuchos de diversos calibres.
El subsecretario en la Segob enfatizó en que los detenidos fueron trasladados a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en la ciudad de México , para rendir su declaración sobre las acusaciones que enfrentan.
Eduardo Sánchez desconoció que exista una petición de extradición por parte del gobierno estadounidense.
A Miguel Ángel Treviño Morales se le imputan los delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero, posesión de armas exclusivas de las fuerzas armadas, tortura y homicidio, entre otros más.
“A las 3AM se instalaron puestos de seguridad fijos y móviles para ejercer vigilancia terrestre y área porque en cualquier momento realizaría un traslado. Un helicóptero de la Armada de México interceptó el vehículo e hizo la maniobra. No hubo ni un solo disparo”, explicó Eduardo Sánchez.
“Cabe mencionar la crueldad con la que se llevaban los actos delictivos y la saña con la que atacaban a sus víctimas. Se presume que es quien ordenó el secuestro y posterior asesinato de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas”, agregó.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*