Columna Política Regional por Alberto Camacho

* Por aceptar continuar como director del jurídico del PRI Cajeme –cargo honorario, sin sueldo—, el Lic. Luis Carlos López Padilla fue cesado ayer por el procurador Abel Murrieta, atribuyendose esta injusticia y canallada a los “Ricardistas”, siendo el culto y recto fiscal ajeno a los grupos políticos, pero ayer al mediodía el gobernador Eduardo Bours fue enterado de este abuso. ¿Elección machada la del jueves? ¿Y la que hicieron en octubre Ricardo Bours y Flores Chong para tumbar a Chayito Oroz que no fue igual, o peor? Pobre, pobre de Luis Humberto Meza, lo utilizaron como carne de cañón –los “Ricardistas”—, pero al no surtir efecto la asonada lo desecharon como pañal

Mal, muy mal se vio el proceder del procurador de justicia del estado, Abel Murrieta Gutiérrez, de confundir la gimnasia con la magnesia, es decir, el mezclar las cosas o líos políticos con el trabajo serio y profesional que debe seguir todo agente del Ministerio Público del Fuero Común, peor aun, por instrucciones o consignas de gente ajena a la procuración de justicia –”Ricky Ricón”— como ha sido su reprobable y condenable actitud de ordenar cesar al licenciado Luis Carlos López Padilla, titular de la agencia onceava especializada en choques y accidentes de tránsito de los sectores uno y dos de la ciudad y cuyas oficinas se localizan en el edificio de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de calles 300 y Jalisco…
La tarde de antier, a eso de las 17:00 horas, personas allegadas al licenciado Alberto Flores Chon, expresidente del PRI local, o a lo mejor el mismo “Gordochón”, de manera infantil y hasta estupida le pusieron algo así como el “dedo” al serio y profesional fiscal, que porque a petición de los enviados del CDE del PRI y de la secretaria general del partido, Carmen Alicia Camacho Quiroz, levantó un parte de los hechos delictivos que estaban cometiendo Reynaldo Castillo López, Román González Camberos, Jesús Partida, Fernando Espinoza y otros desconocidos mas –jovenzuelos de aspecto de cholo, porros o pandilleros—al tomar las instalaciones del Centro Magno –allanamiento de morada—, mantener a numerosos personas en el interior del local en contra de su voluntad y que legalmente se tipifica como privación ilegal de la libertad o secuestro…
Pero en esos momentos el licenciado López Padilla actuaba como director del jurídico del Comité Directivo Municipal del PRI Cajeme en horas fuera de su función pública de fiscal, cargo que, y que lo sabe perfectamente el represivo y vengativo “Ricardista” de Abel Murrieta, ocupa desde que la licenciada María del Rosario Oroz Ibarra se hizo cargo de la presidencia del partido, y así continuó fungiendo durante los cuatro meses que Flores Chon ocupó la misma presidencia, siendo el respetado y culto abogado muy institucional en estas cosas, sin tomar partido o inclinar su favoritismo a favor de ningún grupo político ni al interior o exterior del mismo PRI…
Resultando sumamente torpe el expresidente del tricolor en caso de que él haya sido quien habló esa tarde de antier con Abel Murrieta o con Ricardo Bours para solicitarles cesarán a López Padilla como agente del MPFC, siendo así que a eso de las 10 de la noche, en su ausencia, se supo que llegó personal de la PGJE de la calle Jalisco y Yaqui a sus oficinas de la Agencia Onceava, de 300 y Jalisco, para ejecutar una especie de auditoría o revisión, y para la mañana de ayer viernes se le comunicaba que dejaba de fungir como titular de la Agencia y que se reconcentrara en las oficinas de la PGJE…
Mal, muy mal este injusto y despreciable proceder del grupito “Ricardista” de continuar, aunque ya bocabageado, utilizando a uno de sus últimos bastiones en el Gobierno del Estado, que es Abel Murrieta y su poder de la Procu, para castigar, reprimir o vengarse de quienes no son afectos a sus directrices, reiterando uno que el licenciado Luis Carlos López Padilla no es parte de ninguno de los presuntos grupos políticos que siguen disputándose el mando y control del PRI, que “Eduardistas”, que “Ricardistas”, no, él es institucional, pues sabe que las instituciones se quedan, que los hombres van de paso…
Por ello, el error de algunos personajes de “casarse” con los grupos políticos, bueno, ayer al mediodía nos enteramos que alguien muy allegado al gobernador Eduardo Bours Castelo le informó de este atropello cometido por el procurador Abel Murrieta, bueno, y uno que pensaba que cuando hablamos reciente con él en el “Café Palacio” ya era otro, mas sencillo, tratable y humilde, pero no, nos equivocamos con esta canallada cometida contra el caballeroso de López Padilla…
Trabajando, por cierto, un hermano del Procu, en la clínica hospital del Issste federal de esta ciudad donde precisamente la hace de jefe de atención a la derecho-habiencia el señor Román González Camberos, chambita que le consiguió el entonces delegado estatal Guillermo Silva Montoya, suponiendo uno que le está pagando con actos “suicidas” como el de la toma del Centro Magno, del jueves, para impedir la sesión del Consejo Político Municipal y en el que por amplia mayoría fue electo el C.P. José María Parada Almada, quien desde muy temprano ayer viernes ya despachaba en las oficinas del partido…
No habiendo los “Ricardistas” ordenar a Reynaldo Castillo y sus cholos pagados a tomar las instalaciones, y que conste, no eran jóvenes ni del FJR ni de ninguna central tricolor los que fueron desalojados de la puerta del Centro Magno por los consejeros, sino vagos o cholos de las colonias del sur de la ciudad, pagados, obvio, pues el dirigente del FJR, Emeterio Ochoa Bazúa estuvo presente con sus cuadros apoyando y votando en la sesión a favor del Chemalito Parada al igual que los grupos de Conexión Joven que preside Fidelito Covarrubias Miranda…
Como también muy cuestionable eso de hablar de un “proceso manchado” o de arbitrariedades o abusos en la renuncia de Flores Chon y asunción al poder de Parada Almada, pues entonces en todo caso el grupo de “Ricardista” hizo casi lo mismo, o peor, a fines de septiembre del 2008 contra la entonces presidencia de Chayito Oroz Ibarra, empezando la conjura o golpe de estado en las oficinas del entonces secretario del Ayuntamiento, Alberto Flores Chong, reuniendo a varios regidores y una que otra liderzuela o liderzuelo de barrio –vulgus centaveros— para ir al edificio del partido a realizar una protesta e intentar tomarlo, ésto en el inicio de la tendida de cama a Chayito, lo que se dio…   No sin antes, en el inter, “Gordochón” y compañía, realizar una severa purga de consejeros y delegados con derecho a voto, quitando a priístas serios, de respeto y de muchos años y trabajo, para poner a incondicionales suyos, siendo el colmo de los colmos que hasta a Abel Murrieta lo hicieron consejero político, y como dicen famoso refrán, “las cosas que me hagas te las harán a ti”, todo ello a fin de “planchar” la elección del ascenso de Flores Chong a la presidencia del partido, todas ellas indicaciones precisas del “Jefe Ricardo”, y ahora lloran como viejas lo que como hombres no supieron conservar y defender…
Denunciando que el padrón fue “rasurado”, eliminando a unos 40 consejeros, cosas que finalmente no pudo comprobar el grupito que apoyó al ingenuo y chabelón del ingeniero Luis Humberto Meza Soto, a quien al final de cuentas utilizaron como carne de cañón y al no lograr sus objetivos los desecharon como pañal, no aprendiéndole aun a esto de la política el buen Luis Humberto, aunado a que si ha tenido en el mas completo de los abandonos a la central que presuntamente dirige, la CNOP, menos iba a poder con el pesado y delicado cargo de presidente del PRI, aunque no siendo nada extraño que cada tres años, por estas fecha, asoma la cabeza para ver si le toca algo, pero yéndolo como el perro de la tia Cleta, que nunca ladraba, pero el día que ladró le rompieron el hocico. Www.elregionaldesonora.com.mx.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*