Reforma energética debe incluir participación de IP

* Homero Niño de Rivera aclaró que es una de las reformas consideradas prioritarias para la bancada del PAN

La propuesta de modificación al marco legal del sector energético deberá llegar al Congreso de la Unión a más tardar en febrero próximo para ser discutida en sus términos formales y se deberá incluir en ella tanto la participación de la iniciativa privada como la manera en que paga impuestos y derechos Petróleos Mexicanos, adelantó el secretario de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.
Homero Niño de Rivera, diputado del PAN, explicó que es responsabilidad del gobierno actual enviar la propuesta de reforma energética y hasta ahora lo que se ha hablado dentro de la Comisión de Energía incluye solamente trabajar con Pemex, no es una reforma a todo el sector energético.
Lo que queda en claro es que no puede ser una iniciativa preferente, dijo, aunque es una de las reformas consideradas prioritarias para la bancada del PAN y no puede tener ese estatus porque se trata de una reforma constitucional.
De acuerdo con el artículo 71 de la Constitución, el Presidente podrá enviar al inicio de cada periodo ordinario de sesiones dos nuevas iniciativas al Congreso de la Unión, o señalar hasta dos que haya presentado en periodos anteriores, cuando estén pendientes de dictamen.
El legislador precisó que los cambios constitucionales deberán de considerar sobre todo los temas industriales de Pemex como son las refinación, la petroquímica tanto básica como secundaria.
“Lo que no se va a tocar es la rectoría del Estado sobre las reservas petroleras, tanto la exploración como la explotación quedan en manos de Pemex, sin embargo, hay que analizar las formas y modelos más convenientes para poder llevar a cabo ambas tareas de una mejor manera”.
Desde su punto de vista, la reforma que se viene en Pemex tendrá beneficios importantes por dos razones: desde el punto de vista fiscal contará con una mayor libertad de fondo y forma, podrá ejercer la autonomía operativa que fue ganada en la reforma de 2008.
La segunda razón es que con la reforma se podrá acceder a capital y tecnología que hoy no se tiene a la mano, en xploración y producción, pero se mantendrán los principios de soberanía sobre los recursos petroleros.
Al gobierno actual es al que le corresponde definir los términos de la reforma, al Congreso de la Unión la definición de cómo se puede hacer al final del día el acuerdo con las diferentes fuerzas políticas y en el caso del PAN lo que no se quiere es convertirse en un obstáculo para una reforma de fondo a Pemex, dijo.
Rechazó que se puedan tomar otros temas del sector energético como puede ser el sector eléctrico o la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
Los temas que si deberán de estar en la agenda de la Comisión de Energía son los subsidios a los combustibles, el régimen fiscal de Pemex, la autonomía de gestión y operación de la paraestatal y por supuesto los incentivos que se pueden obtener como parte de la empresa en áreas donde el control se mantendrá a 100%.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*