Politica Regional

Por 5 votos en contra y 4 a favor, la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso Local rechazó ayer tarde el nombramiento que hiciera el Gobernador del Estado de Sebastián Sotomayor, como magistrado del Supremo Tribunal de Justicia en sustitución de Max Gutiérrez Cohen, presidente del mismo Tribunal

El periodista Raymundo Riva Palacio y columnista del Expreso escribió su columna del viernes y que simultáneamente reproducen varios diarios del interior del país, abordando diversos temas central relacionado con algunas acciones del gobernador Guillermo Padrés Elías y no se trató precisamente de una alabanza.
Creo que el periodista fue “chamaqueado” porque la información que manejó no corresponde a una realidad, no al menos en Sonora, pero ya se sabe que la intención de ese tipo de columnas no son para el entorno local, más bien tienen la intención de generar una percepción en el ámbito de lo nacional.
En síntesis, el columnista Riva Palacio, decía en su columna que Padrés Elías aspira a ser el candidato presidencial del PAN el 2018; que dividió a Sonora con el plan hidráulico “Sonora Sí”; que la violencia del crimen organizado sentó sus reales en la entidad y termina diciendo que Agustín Rodríguez y Roberto Romero López, secretario Particular y Secretario de Gobierno, respectivamente, tienen alejado al Gober de la realidad en una especie de secuestro, concediéndoles a ambos un poder que en la entidad no se refleja en sus acciones.
Insisto, más allá de los errores que contiene el texto del columnista, propios de quien no tiene el dominio del tema, lo importante es poder ubicar la fuente que lo informó.
Se podría sospechar que el “cariñito” llegó desde las filas del PAN nacional, sobre todo si se considera que Padrés Elías se convirtió en un operador electoral que ayudó a obtener los triunfos en entidades como Baja California Sur, Sinaloa, que ayudó en las elecciones de Michoacán, Chihuahua y Coahuila y eso le otorga un liderazgo nacional dentro su partido, particularmente porque es un gobernador panista de los llamados “químicamente puros”.
Pero dado que todavía ni siquiera empieza el nuevo gobierno federal y lo mucho que falta para el 2018, no es muy probable que desde ahora empiece el golpeteo político y más aún porque a partir del 2015 Padrés Elías no estará en el Gobierno del Estado.
Otra posibilidad es que fuera Luis Miranda, el representante de Enrique Peña Nieto, quien luego de estar presente en Palacio de Gobierno, durante la emisión del mensaje a Sonora por el Informe de Gobierno, se reunió con personajes como Adalberto Rosas y el alcalde de Cajeme, Rogelio Díaz Brown para informarse sobre la oposición que ellos mantienen contra la construcción del “Acueducto Independencia”.
Sin embargo, si algo quedó claro durante el mensaje del III Informe de Gobierno, es que Guillermo Padrés fue enfático en su postura de ser un aliado permanente del Presidente de la República y no se entendería darle un trato de tanta rudeza a quien está pidiendo ser aliado.
Sin embargo, acompañando a Luis Miranda iba también Juan Manuel Verdugo Rosas y si alguien tiene los conectes necesarios en la mal llamada “prensa nacional”, es precisamente Juan Manuel.
El momento era propicio para él: las sospechas recaerían en el representante de Peña Nieto y Juan Manuel Verdugo podría seguir conservando los puentes de comunicación con Palacio de Gobierno; al mismo tiempo se congració con el grupo opositor del sur de Sonora que ha demostrado tener poder político, pero también el incluir a Roberto Romero y Agustín Rodríguez fue una pequeña revancha porque los opositores los ubican a ellos como los principales enemigos al interior del equipo de Padrés Elías.
Pero le insisto, las inconsistencias en el texto, los datos equivocados o alejados de la realidad no lo convirtieron en un referente de la realidad local, pero este tipo de columnas generalmente quedan para el expediente y luego se utilizan en los procesos electorales.
En otros temas, estos ya más claros y son dosis de “sospechosísimo”, el gobernador Guillermo Padrés Elías envió la semana pasada al Congreso del Estado, como propuesta única  para suplir al magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Max Gutiérrez Cohen, el nombre de Sebastián Sotomayor Tovar, algo que no gustó mucho en el propio ni en la bancada priista del Congreso Local del susodicho STJE, no queriendo arriesgar en una terna por temor a que los diputados colorados le dieran las contras a su favorito.
Los principales alegatos contra la nominación de Sebastián Sotomayor se centran en su pasado como asesor jurídico de diferentes fracciones legislativas del PAN en el Congreso del Estado, donde realizó un buen trabajo; el asunto es que su propuesta se considera como una cuota partidista para el PAN.
El otro argumento en su contra es que no es un elemento activo en la magistratura del Supremo Tribunal de Justicia y eso incomoda a los magistrados quienes consideran que su propuesta no es garante de un conocimiento pleno del funcionamiento del Tribunal, bueno, si así piensan los magistrados, entonces el mandatario debió de haberla pensado dos veces para evitar un revés, como así sucedió ayer tarde.
La propuesta ya llegó al Congreso del Estado y los diputados del PRI tienen la última palabra, y la tuvieron ayer lunes ya que por 5 votos en contra y 4 a favor, la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del susodicho Congreso rechazo por la tarde el nombramiento, así que el Gober deberá enviar ahora si una terna, aunque de todos modos los tricolores y sus aliados del Verde seguirán dándoles las contras.
En más de diputados, de nada le valió al diputado Javier Neblina Vega, coordinador de los diputados del PAN, apelar ante todas las instancias por las sanciones que se le impusieron al comprobarse que realizó actos anticipados de campaña, saliéndole  barato su disparate político-electoral por sus ansias de ser primero candidato y luego diputado, aunque en un principio cuando arranco el “Nuevo Sonora”, Neblina pensó que tenía más agallas como para haber sido candidato al Senado.    Pero más allá de la sanción económica que deberá pagar, eso es pacata minuta considerando que a final de cuentas esos actos anticipados de campaña lo llevaron a ser diputado local e incluso hacerse con el liderazgo de su bancada, es decir, la diputación simplemente le salió unos pesos más cara, pero nada que una buena dieta de legislador no pueda soportar, y decimos que le salió barata su “travesura”, pues el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación hasta pudo haber anulado la elección.
Todavía ayer lunes en la esfera estatal y áreas circunvecinas  seguía hablándose de la licenciada Anal Gutiérrez Obeso por el valor público que tuvo al denunciar, mediante un desplegado en la prensa, el “hostigamiento laboral, abuso de autoridad y violación de sus derechos como trabajadora”, por parte del director de Recursos Humanos del Gobierno del Estado, Miguel Méndez Méndez.
La licenciada Gutiérrez Obeso dice que Méndez Méndez violó el Reglamento del Escalafón del Gobierno del Estado y los lineamientos de austeridad emitidos por el gobernador Guillermo Padrés al otorgar una base de plaza con un nivel de los más altos para una persona de nuevo ingreso en el Gobierno sin concursar dicha plaza.
No se cree que sea una decisión de Miguel Méndez Méndez, pero a final de cuentas le toca enfrentarla a él por este tipo de favores políticos, así que ahora de todos modos hay que enfrentar las consecuencias políticas y no volver a permitir semejantes atropellos nomas porque se tiene el poder, peor aun cuando el actor por el lado oficial es un funcionario de segunda o tercera categoría.
AMLO REGRESA AL ESCENARIO
“Eso no lo vamos a permitir, ni una cosa no otra cosa (alza de impuestos y que el petróleo se entregue a extranjeros). Los ciudadanos no quieren ya más retrocesos, ya no quieren más pobreza y ya no quieren que haya más saqueos, ¡ya basta, ya basta!”, lo dijo Andrés Manuel López Obrador  al anunciar que incluso podría llegar a la movilización social para evitar ambos puntos, bueno, si con Enrique Pena Nieto seguirá más de lo mismo con las políticas neoliberales, pues el tabasqueño tendrá mucha tela de donde cortar.
El Peje había estado un tanto escondido o rezagado en este tipo de temas tan importantes, como también el de la Ley Laboral que aún se discute en el Senado, a lo mejor porque está muy inmerso u ocupado en la conformación del nuevo partido político en que seguramente se convertirá MORENA (Movimiento de Reconstrucción Nacional) y que al menos en el Valle del Yaqui tendría bastantes miembros, trabajando también en ello el ingeniero Bernabé Arana Rodríguez en el área rural y el Lic. Alberto Castro Cajijas, en la ciudad.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*