Política Regional

“…Y lo digo con toda responsabilidad. El Acueducto Independencia es de vida o muerte para Hermosillo. No hacerlo se condenaría a sed permanente a más de un millón de habitantes”: Felipe Calderón. “La obra no afecta derechos de terceros por lo que no procede conceder amparo constitucional contra ella; es un bien común y humano”: Lic. Miguel Ángel Tapia Grijalva

   En el marco de la reunión del Plan Integral de Atención a la Sequía celebrada ayer en el hangar del aeropuerto internacional de Hermosillo, el presidente Felipe Calderón, al recibir los últimos informes técnicos de la construcción del Acueducto Independencia afirmó que éste es “de vida o muerte para Hermosillo”, con lo que refrendó el amplio respaldo a esta tan importante obra que, lejos de quitarle una sola gota de agua al Valle del Yaqui, permitirá una mejor distribución y uso de este recurso tan preciado para los sonorenses.
En presencia del titular de Sagarpa, del director de Conagua y de otros funcionarios federales integrantes de este Plan Integral, y del gobernador Guillermo Padrés, el jefe del ejecutivo fue aun más sincero en cuanto a su apoyo a esta magna obra que además detonará el crecimiento y desarrollo de todo Sonora, no solo de Hermosillo, dijo: “…Y lo digo con toda responsabilidad. Es de vida  muerte para Hermosillo. No construir el acueducto sería catastrófico para más de un millón de habitantes”.
Se condenaría a Hermosillo a una sed permanente para más de un millón de habitantes, dijo el presidente Calderón al sobrevolar las obras del acueducto y supervisarlas en tierra, siendo enfático al señalar “que ningún mexicano o funcionario responsable dejaría de construir esta obra tan importancia”, y como el propio mandatario mexicano ha sido informado de manera técnica en varias ocasiones que no se quitará una sola gota de agua al Valle del Yaqui de ahí su decidido respaldo a la magna obra, pues no apoyaría a unos para perjudicar a otros.
Sin embargo, los señores magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, también deben de ser informados sobre eso último para evitar ser sorprendidos por los abogados del denominado Movimiento Ciudadano por el Agua o por la Sociedad de Usuarios del Distrito de Riego a través de los dos módulos que se ampararon contra la tan controvertida obra a quienes la jueza del 8vo. Distrito le creyó todos sus argumentos sin haber tomado en cuenta los argumentos de la parte del “Sonora Sí” y, lo que es “pior”, no haber ido ella o enviado a un funcionario a su cargo al lugar de los hechos a comprobar supuestos daños económicos.
Mucha tinta y papel se ha utilizado en el debate de esta obra hidráulica que será no solo orgullo de Sonora sino de todo México, ateniéndose uno al brillante jurisconsulto Miguel Ángel Tapia Grijalva, quien en reiteradas ocasiones ha afirmado que la construcción de esta obra se dio en el marco del derecho constitucional sin afectar a nadie, extrañándole la posición que asumió la jueza María del Rosario Trujillo Alcántar, pues si no se está afectando o se afectará a nadie entonces habría que preguntarle a la jueza en qué ha basado sus resoluciones.
La verdad que hasta flojera provoca a los columnistas volver a escribir sobre el tema, pues no se sale de lo mismo, por un lado, los del denominado movimiento “No al Novillo” que insisten en seguir mintiendo o engañando a la gente y, lo que es peor, insistir en tratar de dividir a los sonorenses, siendo más tercos que una mula, pues el 2.5% del agua que conducirá el “Independencia” desde la presa “Plutarco Elías Calles”, es propiedad de productores de la alta sierra que cedieron o vendieron sus derechos al Fideicomiso del “Sonora Sí”.
Representado esto apenas 75 millones de metros cúbicos de los poco más de 7,000 millones de metros cúbicos de las tres presas del sistema de presas del Rio Yaqui, es decir, nada o casi nada, es agua que nunca ha llegado al Valle del Yaqui ni llegará nunca, por lo que entonces qué es lo que buscan o pretenden quienes encabezan tan absurdo movimiento dizque cívico o ciudadano? Bueno, quienes sabemos de este asunto sabemos que éste es más político que otra cosa.
Vergüenza política les debería de dar –si es que la tienen—a los presidentes de los organismos de productores agrícolas, presidentes de uniones de crédito, organismos empresariales y hasta dirigentes de organismos de productores agrícolas del sector social, como Juan Leyva Mendívil, en tratar de engañar al presidente Felipe Calderón.
Pues todos esos firmantes son militantes –activos o adherentes—y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quienes siguen dolidos por la derrota electoral del 2009 ante el candidato del PAN a la gubernatura, Guillermo Padrés, buscaban cualquier tema o pretexto para cobrar factura y hacerle la vida pesada.
Esa es quizá una de las principales causas o motivos de estar friegue y friegue en cuanto se tiene la posibilidad de hacerlo por parte de quienes perversa, lamentable y miserablemente no dejan gobernar a Padrés Elías, doliéndole a uno que gente bien intencionada con la que uno regularmente convive en cafés citadinos haya sido engañada y “enfermada” por el odio de quienes manipulan y financian este miserable e indigno movimiento político, que no ciudadano, del “No al Novillo” afín, totalmente al PRI.
Correo: Alberto_camacho1@yahoo.com.mx.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*